Análisis del renovado MacBook Pro

ComponentesWorkspace

La actualización del MacBook Pro es tan buena como nos imaginábamos que sería. Respecto a su apariencia destaca la pantalla brillante, con un reducido borde superior. El teclado es similar al de MacBook Air y ahora dispone del estándar de Apple de separación entre teclas. En cuanto al desplazamiento por el trackpad se ha conseguido

La actualización del MacBook Pro es tan buena como nos imaginábamos que sería. Respecto a su apariencia destaca la pantalla brillante, con un reducido borde superior. El teclado es similar al de MacBook Air y ahora dispone del estándar de Apple de separación entre teclas. En cuanto al desplazamiento por el trackpad se ha conseguido que sea increíblemente suave, consiguiendo una mejora notable respecto a su predecesor al reducir su coeficiente de fricción. No hay problema para hacer clics fácilmente, ya que todo el trackpad es un clicker. Incluso podemos asignar parte de esta superficie a actuar como botón derecho. Y garantizamos que trabaja tan bien como el clásico botón de antes. Más tras el salto.

Los compartimentos para el disco duro y la batería se pueden extraer fácilmente y son fácilmente sustituibles por si surgieran problemas o algún día quisiéramos hacer una actualización. Asimismo, se ha disminuido el tamaño el botón de encendido/apagado, las bisagras se han rediseñado lo suficientemente resistentes como mantener el portátil echado hacia atrás y las rejillas de ventilación parecen ligeramente más pequeñas y camufladas con el cuerpo del portátil, por cierto, algo más delgado.

La parte exterior se ha vuelto mucho más resistente ( aprueba de golpes inesperados) y sus bordes son más redondeados, algo a agradecer para jubilar por fin esos antiguos bordes cortantes de los modelos anteriores.

En definitiva parece que la actualización ha merecido la pena y que Apple va un paso más allá con esta nueva versión del portátil. [Gizmodo USA]

Autor: apayo
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor