¿Son Asimelec y SIMO dos nuevos ‘friendenemies’?

Empresas

“Nosotros hemos sido un elemento dinamizador de SIMO, pero últimamente no han contado mucho con nosotros”, lamenta la patronal.

Asimelec es uno de los nombres que está detrás de SIMO Network, participando en el evento y siendo uno de sus colaboradores, pero algo parece no acabar de convencer a la patronal con la feria profesional, a juzgar por sus últimas declaraciones. Por así decirlo, se palpa ligero resquemor.
“Nosotros hemos sido un elemento dinamizador de SIMO”, reconocía en tiempo pasado José Pérez, director general de Asimelec, “pero últimamente no han contado mucho con nosotros”. Asimelec se había reunido con la prensa en su tradicional comida de otoño, para presentar los últimos números del sector. Y la próximidad de la feria profesional del mercado hizo inevitable preguntar por SIMO Network.
Y la patronal no tuvo empacho en lanzar sus dudas: el sector necesita una feria potente, un encuentro profesional que reúna a todos los actores del sector y que reúna en un mismo punto lo que ellos demandan. “Que SIMO esté canalizando esas tendencias, ahí tenemos dudas”. Asimelec recuerda que éste es un año complicado, con recorte de gastos a todos los niveles, por lo que entrar a SIMO Network le ha tocado un terreno de juego bastante sucio para poner en marcha su refundación.
En otros países, las ferias profesionales sectoriales han funcionado muy bien, optando por especialización. Contar con una en Madrid – y desde Asimelec ven necesario el perfil foro de encuentro profesional – vendría muy bien.
“Apostamos por una feria profesional, que ojalá sea SIMO”, reconocía José Pérez.. Y a pesar de las críticas Martín Pérez, presidente de Asimelec, recordó a la organización del evento y a los presentes: “Tienen nuestro apoyo incondicional”.
“Todo se ha remidensionado”, explicaba José Pérez, recordando que ya ni Milán ni París celebran sus ferias de TI. El CeBIT ya no es lo que era, con aquellos pabellones de alquiler anual que recuperó Pérez recordando los buenos tiempos. “España no puede esperar milagros”, aseveró.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor