Australia instalará un filtro inspirado en el modelo chino

CensuraEmpresasRegulación

El Gobierno intenta bloquear el acceso a las páginas web que promueven la pornografía infantil, la violencia de género y el consumo de drogas.

El Gobierno australiano ha decidido crear un filtro que limita el acceso a ciertos contenidos digitales. El objetivo es bloquear las páginas web que promueven la pornografía infantil, el consumo de drogas y la violencia de género.

Las autoridades, que han probado el sistema junto a las operadoras durante siete meses, aseguraron que el dispositivo de bloqueo es “plenamente certero” y que “no reduce de forma significante la velocidad de la red”, según recoge EFE.

El ministro de Comunicación, Stephen Conroy, explicó que el filtro funcionará a partir de las quejas de los usuarios. Los sitios denunciados serán examinados por una comisión independiente de clasificación, a cargo de gestionar la lista negra.

El mecanismo, de todas formas, ya ha demostrado sus fallas. El Ministerio de Comunicaciones tuvo que admitir, en el pasado mes de marzo, que varias páginas de contenido inofensivo habían sido bloqueadas por error durante la fase de pruebas.

Diversas organizaciones de internautas han expresado sus quejas por el sistema de bloqueo, al que compararon con el método de censura aplicado en China. Reporteros sin Fronteras fue un paso más allá y decidió incluir a Australia en su lista de países enemigos de Internet.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor