Avaya se acoge al capítulo 11 de la Ley de Quiebras de los Estados Unidos

EmpresasMercados Financieros
0 85 No hay comentarios

La compañía cree que acometer una reestructuración mediante el famoso capítulo 11 le permitirá reducir gastos e invertir más en innovación.

El Consejo de Administración de Avaya ha decidido descartar la venta de su negocio de Contact Center y, en cambio, acometer una reestructuración que supondrá acogerse al famoso capítulo 11 de la Ley de Quiebras de los Estados Unidos.

De momento, la compañía ya ha presentado una serie de peticiones voluntarias que, eso sí, no afectarán a sus filiales en el extranjero. El objetivo, según explican desde Avaya, es darle una vuelta a la hoja balance para enfrentarse con mayores garantías al futuro.

“Hemos realizado una extensa revisión de alternativas para abordar la estructura de capital de Avaya y creemos que perseguir una reestructuración a través del capítulo 11 es el mejor camino hacia adelante en este momento”, comenta Kevin Kennedy, su CEO. “Reducir la deuda actual de la compañía a través del proceso del capítulo 11 posicionará mejora todos los negocios de Avaya para el éxito futuro”, asegura este directivo.

Se trata de “un paso crítico en nuestra continua transformación hacia un exitoso negocio de software y servicios. La actual estructura de capital de Avaya tiene más de 10 años y se puso en marcha para apoyar nuestro modelo de negocio como una empresa enfocada al hardware, que ha evolucionado significativamente desde entonces”, ahonda Kevin Kennedy. “Ahora, como resultado de los términos de las obligaciones de deuda de Avaya y los próximos vencimientos de deuda, necesitamos recapitalizar la empresa”.

Kennedy cree que “nuestro negocio está funcionando bien”, de tal modo que “estamos seguros de que podemos salir de este proceso más fuertes que nunca, ya que este camino es un reflejo de nuestra estructura de deuda” y no de “la fuerza de nuestras operaciones o modelo de negocio”.

“Realizar la reestructuración a través del capítulo 11 nos permitirá reducir los gastos de deuda y de intereses de Avaya”, insiste el CEO de la empresa, “a la vez que se proporciona mayor flexibilidad financiera para invertir más en innovación y crecimiento para mejorar nuestra posición competitiva líder en el mercado. Más importante aún, estamos enfocados atentamente en minimizar los trastornos a nuestros clientes, socios y empleados y no esperamos experimentar ninguna interrupción material durante los casos del capítulo 11″.

Entre el efectivo de sus operaciones y un servicio de financiación de 725 millones respaldado por Citibank, Avaya espera tener liquidez suficiente liquidez para afrontar esta próxima etapa que se le viene encima.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor