Batería de novedades en los nuevos servidores PowerEdge de Dell

CloudDatacenterServidoresWorkspace
0 0 No hay comentarios

La 13ª generación de servidores PowerEdge de Dell ha sido diseñada con el objetivo de optimizar los costes para una amplia gama de aplicaciones web, empresariales y de hiperescala. Además, presenta innovaciones en tecnologías de almacenamiento, procesamiento y memoria.

13G Dell PowerEdge

Raudos y veloces se han mostrado los fabricantes de hardware. Tras anunciar Intel sus nuevos procesadores E5-2600/1600 v3, firmas como IBM y Dell han presentado ya algunos equipos que los incorporan.

En el caso de Dell, están incluidos en su nueva gama PowerEdge, la decimotercera que presentan, y conformada por cinco servidorescompactos en formatos blade, rack y torre.

En concreto, se trata de los servidores rack Power Edge R730xd, R730 y R630, el servidor blade M630 y el servidor en torre T630, construidos todos con la última familia de procesadores Intel Xeon E5-2600v3 y dirigidos a ofrecer a los clientes opciones diferentes para hacer frente al Cloud Computing, la movilidad, el Big Data y las tendencias definidas por software.

“Nuestra nueva gama de servidores PowerEdge se basa en tres principios fundamentales: acelerar el rendimiento de las aplicaciones, fortalecer las cargas de trabajo en cualquier entorno y simplificar los sistemas de gestión. De este modo, los clientes podrán afrontar la transición entre los modelos informáticos tradicionales y los nuevos, y estar siempre preparados para incorporar innovaciones que les permitirán hacer frente y optimizar nuevas aplicaciones en sus centros de datos”, comenta Forrest Norrod, vicepresidente y director general de Dell Server Solutions, en el comunicado distribuido por la compañía.

Uno de los aspectos que más han cuidado con este lanzamiento son las tecnologías de almacenamiento, permitiendo acelerar los datos más importantes, posicionar grandes conjuntos de datos o apoyar el almacenamiento definido por software y optimizar la ubicación de los datos.

Por ejemplo, al incluir unidades flash SATA de 1,8 pulgadas, el Dell PowerEdge R630 puede ofrecer a los clientes hasta 2,4 veces más operaciones de entrada/salida por segundo (IOPS) en el mismo espacio que los SSD de 2,5”. Por su parte, el PowerEdge R730xd incluye hasta 100 TB de almacenamiento para cargas de trabajo.

Otra novedad importante, centrada esta vez en mejorar la gestión del servidor, es la inclusión de la tecnología NFC, que intensifica notablemente la configuración, la gestión y la monitorización de sistemas móviles, reduciendo hasta un 84%  el tiempo de recolección de inventario.

Esta nueva solución es capaz de transmitir, para los clientes que realizan las labores de gestión directas en el servidor, la información sobre su estado y su configuración básica simplemente colocando sobre el servidor un smartphone o tableta con OpenManage Mobile.

Finalmente, y gracias a Zero-Touch Repository Manager, los administradores podrán ahorrar tiempo y mejorar la eficiencia al almacenar, acceder o desplegar un perfil de configuración del servidor o actualizar el firmware desde este único repositorio central.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor