Box EKM o cómo asegurar los datos cloud sin perjuicio de la productividad

AutenticaciónCloudSeguridad

Box se ha aliado con Amazon Web Services y Gemalto para adaptarse a las necesidades de aquellas empresas que manejan contenido especialmente sensible.

“Industrias como las finanzas, el gobierno, lo legal y la atención sanitaria se enfrentan a un nuevo conjunto de desafíos a la hora de establecer un control sobre su contenido -y sobre quién puede acceder a él- sin obstaculizar la colaboración y la productividad”.

Con estas palabras ha contextualizado Aaron Levie, cofundador y CEO de Box, lo nuevo de su compañía.

¿Y qué es? Box EKM, siglas de Enterprise Key Management, una solución que se ha propuesto por objetivo ofrecer seguridad máxima a las empresas que usan la nube sin que eso suponga un escollo, introduzca limitaciones, se presente como una tarea complicada y acabe derivando en una pérdida de eficiencia. Y, sobre todo, sin que peligren los datos.

Lo que hace, básicamente, es ofrecer protección al tiempo que deja el acceso y el control de las claves de cifrado en manos de sus propios dueños, de forma exclusiva.

“Con Box EKM”, ha concretado Levie, “hemos eliminado la barrera final para la adopción de la nube para las industrias que requieren los más altos niveles de protección de su información”.

Para ello, Box se ha asociado con Amazon a través de Amazon Web Services y su servicio AWS CloudHSM, así como con Gemalto y los SafeNet Hardware Security Modules o HSM.

Aunque lo que existe ahora mismo es una beta, se espera que la versión final de Box EKM llegue en primavera.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor