China no quiere ser sólo testigo de la gobernanza de Internet

CensuraEmpresasRegulación

Tras la Conferencia Mundial de Internet (WIC), que se ha organizado en la ciudad china de Wuzhen, queda clara la visión del país: un Internet abierto pero sometido al brazo de la ley.

China ha albergado estos días su primera Conferencia Mundial de Internet (WIC), donde ha reivindicado el papel más activo que quiere jugar en la gobernanza de la red.

Su visión se ha resumido en que “el ciberespacio debe ser libre y abierto pero con reglas a seguir bajo el imperio de la ley”, tal y como recoge Reuters.

El país ha dejado claro que ya no va a ser simplemente testigo de cómo se gobierna Internet. Además, una mayor influencia sobre el Internet global también ayudaría al gobierno de Beijing a promover sus intereses en política económica y las inversiones privadas chinas en el extranjero.

China cuenta con la mayor población del mundo de usuarios de Internet, más de 630 millones. Empresas nacionales como Tencent, Baidu y Alibaba figuran entre las 10 principales compañías online del mundo por valor de mercado.

“China quiere seguir participando en la gobernanza de Internet y también quiere abogar por su modelo de regulación, incluyendo el control y la censura”, ha explicado Fu King-Wa, profesor en la Universidad de Periodismo y Centro de Medios de Hong Kong.

El gigante asiático cuenta con el sistema de censura de Internet más sofisticado del mundo, conocido internacionalmente como el “Gran Firewall”, y este férreo control de las comunicaciones también se ha dejado ver en la propia organización del WIC estos días en la ciudad de Wuzhen.

Fu King-Wa ha denunciado que los comentarios sobre el WIC han sido censurados en los medios sociales chinos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor