La colaboración Microsoft-Linux, bien recibida por la comunidad del software libre

CloudSoftware

El movimiento permitirá a Redmond mejorar sus ventas y a los desarrollos de código abierto ganar mayor flexibilidad y capacidad de elección.

La relación entre Microsoft y Linux ha cambiado sustancialmente. Antes, Redmond ubicaba a los desarrollos basados en software libre en el “eje del mal”. Ahora ha aportado una contribución significativa a su kernel bajo la licencia pública GNU2. Esta operación ha generado distintas reacciones, entre ellas la del mayor desarrollador de código abierto, Red Hat, que dan la bienvenida al compromiso de colaboración.

La contribución consta de tres drivers para dispositivos en Linux, destinados a la interoperatibilidad, que están diseñados para permitir que los desarrollos basados en software libre se ejecuten como una máquina virtual sobre Hyper-V, el hipervisor de Microsoft. Esta operación es buena para ambos ya que Redmond pretende aumentar sus ventas y Linux, ofrecer mayor flexibilidad y capacidad de elección, segúnlas partes.

En el pasado, Microsoft fue muy crítico con el sistema de licencias GPL pero, al parecer, ha aceptado que la realidad del copyleft está aquí para quedarse. No obstante, la comunidad Linux ha advertido que para ganarse su confianza, Redmond debe comprometerse a que sus patentes nunca serán usadas contra Linux o contra otros desarrolladores de código abierto y sus usuarios.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor