Cómo implementar virtualización y mantener un Centro de datos heterogéneo

CloudDatacenterDatos y AlmacenamientoEmpresasRedesServidoresSoftwareStart-Up
0 0 No hay comentarios

La virtualización esta indicada para reducir el número de servidores y mejorar su utilización. A pesar de ello, desplegada de manera incorrecta puede causar verdaderos estragos en nuestra organización.

Con la virtualización las empresas tienen la capacidad de migrar recursos casi al instante, aunque un paso en falso puede acarrear una disminución del rendimiento de los usuarios y aumentar los gastos de gestión. Justin Steinman, vicepresidente de marketing para soluciones y producto de Novell, explica los pasos necesarios para implementarla de manera exitosa en data centers de tipo mixto.

virtualizacion5pasos.jpg

Cuanto más complicado es tener un data center heterogéneo, más complejo es escalar hacia la virtualización. Gestionar no sólo múltiples plataformas con incontables hypervisores, sino diferentes sistemas operativos e incluso diferentes herramientas de virtualización producen exponenciales niveles de complejidad. Además, el número de máquinas virtuales crece rápidamente, generando una mala utilización de los recursos, y una creciente fuente de problemas para el departamento de TI.

Sin embargo, las empresas pueden adoptar una serie de prácticas en la gestión de la virtualización que transformen el entorno de TI desde algo limitado y encorsetado, hacia un modelo enfocado a la utilidad de la informática. Para ello os proponemos 10 pasos imprescindibles para migrar hacia un data center mixto, donde aprovechar las ventajas de la virtualización:

Paso 1: Hay que tomárselo con calma

¿Estas ansioso por obtener los beneficios de la virtualización cuanto antes y empezar a reducir costes urgentemente? Pues hay que evitar tirarse desde el escenario hacia el público sin estar seguros de lo que hacemos. Virtualizar todo de una sola vez es una fuente segura de problemas. Mejor empieza dando pequeños pasos, y monitoriza los resultados, prestaciones y controla los problemas de gestión. A partir de ahí sigue avanzando hacia todas las posibilidades de la virtualización.

Paso 2: Evalúa la carga de trabajo actual de tus servidores

Obtener una visión global de la carga de trabajo de los servidores es vital para determinar que aplicaciones deben de ser virtualizadas. Las mejores candidatas a la virtualización son aquellas aplicaciones que se ejecuten sobre un entorno Web, infraestructuras o servidores de aplicación. Sin embargo, aplicaciones con una gran sensibilidad a las prestaciones, o con elevados requerimientos de entrada/salida de datos, pueden no ser buenas candidatas a ser virtualizadas.

Hay que reunir datos detallados de todo el hardware y software que tengamos en el centro de datos, y analizar la carga de trabajo de cada uno para crear planes de consolidación de servidores coherentes y acertados. Además, usaremos los datos de uso de los servidores para generar un informe de utilización de hardware, que identifique las cargas de trabajo y recursos, localizando servidores infra-utilizados.

Autor: DRosolen
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor