Cómo reducir costes en TI con las redes sociales empresariales

Cloud

El reto está ahí desde hace una década o más: ¿cómo podemos dar a los trabajadores todas las herramientas que necesitan para que colaboren de forma eficiente sin tirar la casa por la ventana?

El colaborador de nuestro Knowledge Center de eWEEK, J.B. Houston, nos muestra cómo, utilizando una plataforma de informática social empresarial, se puede dar a los empleados todo lo que necesitan reduciendo costes en TI, controlando los activos de la empresa y vigilando la evolución del rendimiento del negocio.

redessociales.jpg

Conforme la tecnología e Internet maduran y la llamada generación Y empieza a entrar en activo, los empleados esperan poder disfrutar en su puesto de trabajo de correo electrónico, calendario, intercambio de archivos, redes sociales, gestión de conocimiento, acceso a la experiencia, inteligencia de negocio, blogs, wikis, RSS, fotos, vídeo, chat y todo lo demás. Las empresas tratan progresivamente de ir ofreciendo estas herramientas para asegurarse de que los trabajadores obtienen la información adecuada y tienen acceso a los contactos, ofreciéndoles los canales adecuados en el momento adecuado.

El truco, sin embargo, es ofrecer estos recursos sin gastar demasiado en licencias y sin molestar al personal de TI con implantaciones y administraciones continuas. Una solución es recurrir a las plataformas sociales integradas que sintetizan todas estas aplicaciones y funciones en un entorno “Facebook para la empresa”. Con una única plataforma social, las organizaciones pueden reducir su carga tecnológica, los costes por licencia y operatividad, al tiempo que mejoran el rendimiento.

Pueden también mantener mejor el control sobre su gente y su marca si se aseguran de que están en una red social de la empresa y no en redes de terceros como Facebook o MySpace. A continuación exponemos cinco ventajas de crear un “Facebook empresarial”:

1. Menos tráfico de correo electrónico

Además de la carga de tener que revisarlo meticulosamente, el almacenamiento de correos electrónicos suele costar a una empresa unos 447 dólares por giga al año. Una empresa de fabricación de la lista Fortune 100 estima que reducir el volumen de correo electrónico a sólo 0,5 por ciento ahorra a la compañía más de 600.000 dólares al año. Y, cuando se deja que los empleados interactúen en comunidades de trabajo, la conversación es más productiva y el contenido se comparte deliberadamente en el contexto apropiado –como archivos que antiguamente se hubiesen enviado como adjuntos por correo electrónico-. Como resultado, la empresa puede deshacerse de una buena parte del correo electrónico que circula, transferir más conocimiento y recuperar rápidamente la inversión realizada en redes sociales empresariales.

2. Se reduce la dependencia en el software empresarial

Una plataforma de informática social empresarial se convierte en un entorno natural para la ejecución de actividades que antes tenían lugar en las mucho más costosas CRM (customer relationship management), BI y demás aplicaciones de recursos humanos. En una red social empresarial, se puede poner en acción a un grupo más grande de personas, para que trabajen con acceso a una información más reciente y resuelvan los problemas con más agilidad.

Autor:
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor