Cómo saltar al suelo desde un quinto piso y no matarte [Veredicto: espera que tu madre vea el vídeo]

ComponentesWorkspace
0 0 4 comentarios

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=sZ0AnF-Zrgc[/youtube] En ocasiones os mostramos aquí algún disparate al que adjuntamos la recomendación “chicos, no hagáis esto en casa”. Pues bien, esta vez podemos ser más específicos al proclamar “chicos, no hagáis esto FUERA de casa”. Más concretamene ENCIMA de la misma. Aquí tenéis a un par de jóvenes e inconscientes temerarios que ponen toda

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=sZ0AnF-Zrgc[/youtube]

En ocasiones os mostramos aquí algún disparate al que adjuntamos la recomendación “chicos, no hagáis esto en casa”.

Pues bien, esta vez podemos ser más específicos al proclamar “chicos, no hagáis esto FUERA de casa”. Más concretamene ENCIMA de la misma. Aquí tenéis a un par de jóvenes e inconscientes temerarios que ponen toda su fe en la nieve acumulada cinco plantas más abajo. Un buen pasatiempo para una tarde de nevada, subes a la terraza, ves lo que te parece un enorme colchón de nieve y piensas ¿aguantará mi caída? ¿sobreviviré? La demostración, en el vídeo. ¿Deseas saber más?

El aburrimiento, históricamente, ha sido (es y será) un incansable generador de estupideces.

A veces también de brillantes ideas, inventos y soluciones. Pero por lo general no parece muy inteligente aprovechar un montículo de nieve como colchoneta que amortigue nuestra caída desde un quinto piso. Más que nada porque a pesar de que en el vídeo queda demostrado que el resultado es satisfactorio y no hay ni siquiera piernas rotas (no hay que ver cómo corren una vez aterrizados)  la caída puede tener como fin el hospital o el camposanto.

Basta con impactar en el suelo con una mala postura, que la nieve esté más dura de lo que pensamos, incluso si la capa superficial es blanda un par de palmos más abajo puede tener la consistencia de la piedra, por no hablar de que el montículo aparente no sea más que un coche aparcado cubierto de nieve y terminemos practicándole un techo solar al coche del vecino. Pero seamos positivos, al menos ahora sabemos que si por esas circunstancias de la vida (derrumbamiento, incendio, marido celoso que te persigue tras pillarte con su señora en actitudes poco decorosas…) tienes que saltar desde una altura considerable ya sabes que un montón de nieve puede salvarte la vida.

Para los que queráis comprobar la autenticidad del vídeo siempre podéis recurrir a Tracker Video y los que estéis pensando seriamente en hacer alguna locura semejante mejor que primero echéis un vistazo a una calculadora de saltos peligrosos. ?Antonio Rentero [Gizmodo USA]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor