Dell creará una lista negra de proveedores contaminantes

Empresas

El fundador de la compañía afirma que discriminará a los proveedores que
realicen más emisiones de carbono.

Dell
anunció ayer que hará una lista negra de proveedores que descuidan el
impacto medioambiental de sus procesos productivos, una iniciativa que se
enmarca en la estrategia de la compañía de mostrar su “compromiso verde”.

Así, en una entrevista concedida a
Times
Online
, el fundador y máximo responsable del grupo, Michael Dell, advirtió a
los proveedores para que “no subestimen la seriedad de nuestras intenciones” en
asuntos medioambientales.

Estos planes podrían tener un importante efecto en ciertos grupos, como
Intel y
AMD, quienes venden sus procesadores
a Dell. De hecho, pese a la reciente pérdida de cuota de mercado en favor de su
archi-rival, HP,
Dell sigue ejerciendo una enorme influencia sobre sus proveedores. Y no es para
menos, ya que su cuenta de pedidos sólo en Taiwan se estimó en más de 10.000
millones de dólares el pasado año.

Como primera medida de este plan para proveedores de Dell, se pedirá a las
compañías que comiencen a informar sobre sus emisiones de gases invernadero.
Estos datos serán añadidos al cuadro de resultados trimestrales que el grupo
emplea cuando supervisa a los fabricantes de componentes. De esta forma, los
proveedores tendrán que competir por cada punto que quieran obtener, según
asegura convencido el responsable.

Paralelamente, la mayor iniciativa “verde” llevada a cabo hasta ahora por el
grupo -bautizada como Zero Carbon? también tiene por objetivo reducir las
emisiones de carbono por dólar de ingresos que obtiene hasta un 15 por ciento
para 2012.

Además, Dell planea ampliar su programa

Plant a Tree for Me”
a Reino Unido y el resto de Europa. Bajo esta
iniciativa, los clientes de Dell pueden contribuir al coste de un árbol para
compensar las emisiones de carbono producidas por el uso de sus equipos en un
periodo de vida medio de tres años.

En este sentido, la reducción de costes derivados del consumo de energía de
los sistemas de TI es uno de los puntos que están ganando importancia para las
organizaciones en materia medioambiental. De hecho, los clientes corporativos y
de la administración, que suponen el 85 por ciento de los ingresos de Dell,
miran cada vez más el “coste total de propiedad” de los bienes informáticos, lo
que incluye la energía que éstos consumen.

De esta forma, los avances en este sentido implican que los últimos
ordenadores de Dell utilizan bastante menos energía que sus predecesores de sólo
un año antes, con un coste anual en descenso desde en torno a cien dólares a
unos 25 el pasado año.

Por último, el grupo también ha desvelado una iniciativa de relaciones
públicas para fabricar “el PC más “verde” del planeta”, para lo que sondeará la
opinión del público buscando ideas a través de
IdeaStorm.com, la web que Dell abrió tras
las críticas que le acusaban de su rechazo a escuchar a sus clientes.

Todas estas iniciativas surgen como consecuencia de una tendencia de
pensamiento “verde” en la industria tecnológica, que, según se estima,
contribuye en un dos por ciento a las emisiones de dióxido de carbono del
planeta, según la consultora Gartner.

Por este motivo, los responsables de otras compañías están llevando a cabo
estrategias similares, como Bill Gates, que ha invertido en tecnologías de
combustible basado en etanol, o los fundadores de
Google (Larry Page y Sergey Brin), que lo
han hecho en investigación relativa a la energía solar.

En otro orden de cosas, el directivo añadió que la
reciente
alianza
con Wal-Mart es uno de los
primeros pasos de una “expansión masiva hacia los canales de distribución”, y ha
anunciado que pronto se darán a conocer nuevos acuerdos con grandes
distribuidores del Reino Unido. De esta forma, la compañía da un giro radical en
su política de comercialización, hasta ahora basada en la venta directa.

Todas estas decisiones llegan después de que el fundador del grupo
retomara
las riendas
del mismo como presidente ejecutivo a principios de este año. Su
vuelta estuvo motivada por la caída en el ranking mundial, que situó a Dell por
detrás de HP, líder del mercado de PCs.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor