El desarrollo de tecnologías preventivas mucho más eficaces para la ciberseguridad

Seguridad

Los expertos en ciberseguridad trabajan en “vacunas informáticas” para prevenir los ataques.

En 2016 se produjeron 638 millones de intentos de ciberataques de ransomware, lo que supuso 167 veces más que el número de ataques en 2015, según el último informe de SonicWall.

En lo que va de 2017, y con varios ataques de alto perfil ya perpetrados, la cifra aumentará considerablemente este año. Los expertos en seguridad afirman que es el momento de abordar un nuevo enfoque para hacer frente a los ciberataques, centrándose no en la defensa sino en la prevención en primer lugar.

Algunos expertos en seguridad cibernética ya están trabajando en lo que describen como “vacunas” para detener los ataques que llegan a los ordenadores y la información. Este tipo de prevención podría ser solo el comienzo en el desarrollo de tecnologías preventivas mucho más eficaces.

En el caso del reciente ataque del ransomware Petya, los investigadores desarrollaron una vacuna en forma de un único archivo informático que desactivaría instantáneamente un virus tan pronto como infectara un PC, antes de que pudiera causar algún daño. Esto es diferente al software antivirus tradicional, que intenta localizar y eliminar cualquier malware en un ordenador una vez que ya ha entrado.

Hasta ahora este enfoque ha sido muy poco utilizado y podría, al menos en el corto plazo, ofrecer una solución ligeramente diferente a la ciberseguridad. No obstante, las vacunas siguen siendo una manera de abordar los virus después de haber sido descargados. Incluso las defensas como los cortafuegos intentan impedir que los ataques lleguen a un ordenador, pero no previenen el ataque en primer lugar.

Los expertos aseguran que para pasar a un enfoque más genuinamente preventivo, hay que cambiar cómo pensamos acerca de la tecnología.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor