El BBVA quiere hacer a sus cajeros más inteligentes

CloudEmpresas

Con una aplicación de Fujitsu para sus tarjetas, el banco permitirá a sus clientes personalizar el acceso a sus cuentas que le ofrecen desde su red de cajeros automáticos.

Una de las quejas en usabilidad de los usuarios de cajeros es la de tener que repetir siempre los mismos comportamientos. ¿No puede el cajero automático aprender qué es lo que el usuario quiere? Día tras día y operación tras operación, el cliente debe repetir el mismo comportamiento; lo que hace que el proceso acabe haciéndose lento y ligeramente pesado.

El BBVA ha implementado sus cajeros automáticos con una aplicación de Fujitsu que simplifica la operativa en los mismos, al permitir a sus usuarios personalizarla. Por el momento, sólo se ha implantado en 5.000 cajeros de la red del gigante bancario en España y la personalización sólo se puede realizar previo paso por una oficina tradicional del banco.

El Menú fácil, como ha sido bautizada, no permite enseñar a la tarjeta todos los comportamientos que soñarían sus usuarios, aunque sí la hace más inteligente. Para empezar, al activarlo, el usuario puede pedir que los botones y los textos que el cajero automático ofrece para interactuar sean más grandes, lo que mejora las condiciones de accesibilidad de la misma.

Por otra parte, el cliente puede optar por simplificar la navegación en las operaciones más habituales. Los usuarios pueden personalizar aquellas acciones más usuales(retirada de efectivo, ingresos, consulta de saldo o pagos de recibos) para que su visita al cajero sea más rápida, sencilla y ágil. Igualmente, la tarjeta personalizada del BBVA permitirá un sistema de doble seguridad, con una especie de ‘botón del pánico’ que impide operar con la misma a posteriori.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor