El cloud computing podría aportar 940.000 millones de euros al PIB europeo entre 2015 y 2020

Cloud

Un informe de IDC recomienda prácticas reguladoras por parte de la Unión Europea para aumentar el gasto de los usuarios en la nube y crear 3,8 millones de empleos nuevos.

Sólo una actitud de intervención reguladora favorecerá la expansión del cloud computing en el Viejo Continente. O al menos eso dice IDC en un estudio encargado por la Unión Europea, pocas semanas depués de que la propia Comisión Europea haya manifestado su intención de establecer estándares a través de la industria de sus 27 estados miembros.

En tal escenario y tomando como referencia el año 2020, los usuarios de la región llegarían a gastar 250.000 millones de euros en cloud computing y favorecerían la creación de unos 3,8 millones de puestos de trabajo.

O, dicho de otro modo, “se espera que la difusión de la computación en la nube genere importantes impactos directos e indirectos sobre el crecimiento económico y el empleo en la UE”, comenta la consultora responsable del informe.

Por la contra, IDC estima que si la Unión no desarrolla estándares para la nube, la expansión del mercado será más modesto: se aportarían 88.000 millones de euros al PIB anual y sólo se crearían 1,3 millones de empleos.

“Los impactos acumulativos, por supuesto, serían aún más fuerte”, dice IDC. “Estimamos un impacto acumulativo para el periodo de 2015 a 2020 de unos 940.000 millones de euros en un escenario impulsado por la política, frente a los 357.000 millones en un escenario de no intervención”.

También se prevé que el gasto en cloud público se incremente hasta los 80.000 millones de euros en 2020, en caso de que Europa haya erigido para entonces un andamiaje burocrático lo suficientemente estable como para calmar las incertidumbres de las organizaciones acerca de la nube.

Más información en Channel Biz.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor