El FBI clausura Megaupload y los usuarios contraatacan

Cloud

Más de 5.600 hacktivistas de Anonymous han tumbado las webs de policía, discográficas y sociedades de autor en respuesta al cierre del famoso servicio de alojamiento de archivos.

La pasada madrugada será recordada en los foros de Internet por el cierre de la web Megaupload y otros 18 dominios asociados a su servicio de alojamiento de archivos. Y es que, después de un que gran jurado de Virginia resolviese que los responsables de la página han incurrido en varios delitos de propiedad intelectual, crimen organizado y blanqueo de dinero, el FBI se ha movilizado para clausurar el sitio y detener a siete de sus empleados.

MegauploadDe momento sólo cuatro de ellos han sido localizadas y detenidos en la ciudad neozelandesa de Auckland, incluido el fundador de la compañía, un ciudadano de origen alemán conocido por el alias de Kim Dotcom (puntocom). Los otros tres implicados siguen en paradero desconocido. Y todos se enfrentan a una pena máxima de 20 años de prisión por crimen organizado, otros 20 por blanqueo de capital, 5 por violación de copyright y otros 5 por cargos sustantivos vinculados a los derechos de autor, según ha confirmado el Departamento de Justicia estadounidense.

Por otra parte, se han realizado más de una veintena de registros en Estados Unidos, Canadá y Países Bajos, en los que se han incautado bienes valorados en 50 millones de dólares.

“Este es uno de los mayores casos sobre infracción de derechos de autor jamás sucedido en los Estados Unidos”, reza el comunicado oficial. La acción “se dirige directamente a la mala utilización de un almacenamiento de contenido público y su centro de distribución para cometer y facilitar delitos contra la propiedad intelectual”.

Las autoridades norteamericanas también han aprovechado para desmentir que la clausura de la web esté relacionada con la ley antipiratería (SOPA) que se está intentando aprobar en el Congreso. De hecho, el país llevaba unos cuatro años investigando las actividades de los miembros de Megaupload, que se habrían embolsado 175 millones de dólares vía anuncios y suscripciones premium. También se les acusa de causar pérdidas por valor de 500 millones de dólares a los titulares de las obras con copyright.

Megaupload llegó a ser el décimotercer sitio más popular de Internet, con 150 millones de usuarios registrados y 50 millones de visitas al día, y es considerada por la justicia como una “empresa internacional de delincuencia organizada presuntamente responsable de la piratería online masiva en todo el mundo”.

Las reacciones en la red no se han hecho esperar y, junto a los mensajes de protesta y desconcierto de multitud de usuarios en todo el mundo, el grupo de hacktivistas Anonymous ha lanzado ataques de denegación de servicio (DDoS) contra las páginas del Departamento de Justicia, el FBI y la Casa Blanca, las de Universal Music, Warner Music Group y Broadcast Music, las de la RIAA (Recording Industry Association of America), la MPAA (Motion Picture Association of America) y HADOPI, entre otras. En España también se han llevado por delante la de la SGAE, según se ha ido confirmado en diferentes cuentas de Twitter.

Para efectuar con éxito el que ya se considera “ataque más grande de la historia de Anonymous”, con más de 5.600 personas contribuyendo a la vendetta, se ha utilizando la herramienta LOIC (Low Orbit Ion Cannon).

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor