El iPhone 6 Plus está resultando más exitoso de lo que Apple tenía previsto

Fabricantes de SoftwareProyectos
0 0 No hay comentarios

Cuando una empresa saca al mercado un producto suele hacerlo con la previsión de que alcance un éxito de ventas. Si esa empresa se llama Apple, el producto se llama iPhone y el formato es el de los populares y superventas phablets, el éxito parece más que asegurado, pero las previsiones más optimistas pueden llegar a quedarse cortas y eso es lo que parece estar sucediendo en la casa de la manzana mordida, especialmente de resultas del espectacular índice de ventas de su smpartphone más grande en China.

No es la primera ocasión en que las previsiones efectuadas en Cupertino resultan superadas por las ventas. Una demanda del iPhone 6 Plus mucho más alta de lo esperado está teniendo lugar en China, país en el que tanto este modelo como su hermano pequeño iPhone 6 “a secas” comenzaron a venderse días atrás, el 17 de octubre, con algo de retraso con respecto al lanzamiento inicial por problemas que ya te expusimos aquí en The Inquirer. Y esa demanda está obligando a Apple a tener que elevar la producción de su phablet.

Y es que el cómputo conjunto de ambos modelos tan sólo en China superó los 20 millones de reservas, que ahora estarían consolidándose con la adquisición efectiva de los terminales y su retirada de las tiendas, con lo que las existencias se agotan con velocidad y en Cupertino suenan las alarmas (dulce música en este caso) planteándose un aumento de la producción para satisfacer la desmesurada demanda.

Hay que señalar que precisamente es este país, donde el crecimiento en el mercado de telefonía móvil es enorme, el que más demanda phablets de todas las marcas y modelos, un formato que está teniendo especial aceptación. Esto plantea un rediseño en la estrategia de fabricación que inicialmente había previsto Apple, al contar con un mayor éxito del iPhone 6. Según diversas fuentes la proporción inicial de producción era de un 65/35 a favor del iPhone 6 y ahora se estaría modificando hasta quedar en un 55/45, aún a favor del modelo de 4,7 pulgadas pero concediendo un más que destacable papel al de 5,5 pulgadas.

El propio Tim Cook se refirió ayer a la dificultad de satisfacer la demanda inicial con productos recién aparecidos en el mercado. En el caso de lo sucedido el pasado año cuando por primera vez aparecieron dos smartphones nuevos el éxito de ventas no acompañó al modelo que muchos pensaron que por ser $100 más económico que su “hermano mayor”, y así ha desaparecido el efímero iPhone 5C, mientras que este año quizá no tantos esperaban que el iPhone más grande jamás concebido llegase a superar al modelo de tamaño más contenido.

vINQulo

DigiTimes

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor