Facebook podría comprar una empresa fabricante de drones

Innovación

Internet caído del cielo. Ese es el motivo por el que la empresa de Zuckerberg estaría interesada en adquirir Titan Aerospace. Se trataría de disponer de una flota de aviones no tripulados, capaces de permanecer hasta cinco años sin bajar a tierra gracias a las placas solares de las que obtendrían la energía que necesitan y cuya misión sería dotar de conexión a la Red a amplias áreas de territorio.

Ya el pasado año Google presentó su Proyecto Loon, basado en una serie de globos aerostáticos que podían llevar conexión a Internet a zonas remotas, con precarias condiciones tecnológicas o devastadas por algún desastre. La idea era que desde las alturas esos globos reenviaran la señal a/desde repetidores en tierra. Ahora Facebook quiere dar un paso más allá con una idea similar, y de ahí su interés por la empresa Titan Aerospace, fabricante de drones, los célebres aviones no tripulados.

Los aviones de Titan se mantienen en altas cotas y se aprovechan de la obtención de energía solar mediante placas instaladas en la parte superior de sus alas y del fuselaje, lo que les permite acumular energía durante el día para poder seguir operativos durante la noche. Todo esto permitiría que estos drones pudiesen permanecer ahí arriba por períodos incluso de cinco años antes de tener que tomar tierra para someterse a revisiones y mantenimiento, algo que facilitaría manejar unos costes asumibles.

titan

Aunque la adquisición de esta empresa aeronaútica no parece que fuese a tener efectos inmediatos en la marcha de Facebook, si la consecuencia es que se amplían las zonas con acceso a Internet esto sin duda llevará a que haya nuevos individuos que puedan dar de alta su perfil en la red social más popular del planeta y ahí ya sí empezaríamos a ver ventajas directas.

De hecho Facebook forma parte de la iniciativa Internet.org que trata de facilitar el acceso a la Red a los más de 5.000 millones de personas que carecen de conectividad a precios asequibles. La adquisición de Titan iría en ese camino. Se habla de un desembolso en torno a 60 millones de dólares y el plan sería comenzar a fabricar una flota de 11.000 de estos aviones no pilotados que se convertirían en una alternativa mucho más barata y versátil a los satélites de telecomunicaciones.

Titan es una empresa privada, fundada en 2012, con instalaciones en Nuevo México, fabrica dos modelos, Solara 50 y Solara 60, capaces de emprender vuelo incluso de noche gracias a sus baterías internas, pudiendo ascender hasta 20.000 metros.

vINQulo

TechCrunch

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor