A fondo: De LTE a 5G, la evolución que nos espera

5GMovilidad
1 25 No hay comentarios

Los servicios comerciales de 5G comenzarán a desplegarse con el cambio de década. Mientras, compañías como Ericsson y Nokia trabajan en su desarrollo.

Las conexiones LTE todavía no han llegado a la expansión plena alrededor del mundo, pero hace tiempo ya que la industria piensa en una nueva generación. Del 4G se pasará al 5G en cuestión de unos pocos años. El incremento de usuarios, aplicaciones y dispositivos móviles, que se cuentan por miles de millones, vuelve necesaria esta evolución hacia un estándar más potente que lleva el año 2020 asociado como fecha clave. Será entonces cuando se desplegarán a gran escala las infraestructuras 5G, según convienen los expertos. En la última edición del “Informe Cisco VNI Mobile”, Cisco ratifica que el 5G comenzará a dejar su huella en la esfera móvil dentro de tres años.

Sus efectos se notarán en velocidad, latencia, consumo y dinamismo, con el aumento de velocidad, el descenso de latencia, una mayor duración de batería y las capacidades de provisión dinámica correspondientes que necesitan los proveedores móviles para satisfacer expectativas. Y para entregar nuevos servicios. Para 2021, la tecnología 5G debería representar un 1,5 % del tráfico de datos móviles alrededor del mundo, generando casi cinco veces más tráfico que la conexión 4G media y por encima de diez veces más que la 3G.

“Debido a la proliferación de aplicaciones de IoT, vídeo móvil y realidad virtual y aumentada, junto a experiencias más innovadoras para empresas y consumidores, la tecnología 5G será clave no sólo para la movilidad, sino para las redes en su conjunto”, pronostica Doug Webster, vicepresidente de Marketing para Proveedores de Servicios en Cisco. “Con el fin de soportar las mayores funcionalidades que permite la tecnología 5G, las redes requieren también una mayor capacidad de programación y automatización, esencial para responder a las demandas de hoy y del futuro”. Los distintos actores de la industria son consciente de ello. Y son unas cuantas las investigaciones, pruebas y demás iniciativas que se han puesto en marcha para propiciar el 5G.

Los últimos avances

Hace falta infraestructura. Hacen falta normas. Y hacen falta terminales compatibles. Compañías como Samsung, Qualcomm, Intel o Huawei, por ejemplo, han ido anunciando proyectos a favor de 5G. También están implicadas las compañías de telecomunicación, las operadoras, como parte esencial interesada, desde Telefónica a Vodafone, Orange, AT&T, Verizon, Sprint, T-Mobile, SK Telecom o China Mobile. Entre los progresos en 5G más recientes se encuentran los protagonizados por Ericsson y Nokia, que han anunciado varios movimientos en los últimos días.

Ericsson, en colaboración con IBM, hizo público el pasado 8 de febrero un avance en investigación. Entre las dos han dado vida a un circuito integrado de antenas en fase que se caracteriza por su base de silicio, por ser compacto, por operar en la frecuencia de 28 GHz y por el aprovechamiento de ondas milimétricas. Ericsson y el Gigante Azul explican que las antenas en fase de ondas milimétricas tienen potencial para acelerar el lanzamiento de las redes 5G, de próxima generación. El módulo fabricado por ambas se compone de cuatro circuitos monolíticos y 64 antenas de doble polaridad, mide la mitad que un smartphone y dobla la cantidad de usuarios atendidos a la vez.

“El desarrollo de estas antenas en fase de ondas milimétricas para 5G supone un logro importante, no sólo por su tamaño compacto y bajo coste, que la convierten en una solución comercialmente muy atractiva para compañías de equipos de redes y operadores”, tal y como explica Dario Gil, vicepresidente de Science & Solutions de IBM Research, “sino también por su potencial para desarrollar e inspirar nuevas ideas y motivaciones, hasta no imaginadas, que son el reflejo de una sociedad totalmente conectada”.

Fuente-Shutterstock_Autor-Piotr Adamowicz_5GTan sólo un par de días después, el 10 de febrero, Ericsson comunicó que su asociación en conducción con SK Telecom y BMW Group Korea le ha permitido romper el récord mundial de velocidad de 5G en movimiento. Fue en Corea del Sur, en el circuito de Yeonjong- do, donde se alcanzaron los 3,6 Gbps en una transmisión de datos desde un vehículo a más de 170 km/h. En los momentos en los que se cambiaba la transmisión de un punto a otro, se llegaron a rebasar los 1,5 Gbps constantes. Y todo gracias a tecnologías de formación y rastreo de haces avanzados, esto es, de beamforming y beam tracking.

Esta misma semana ha habido jugada triple firmada por Nokia. Nada más arrancar la semana, el lunes día 13, Nokia avanzó en sus planes para ir preparando la red de cara a la llegada de 5G. Lo hizo presentando la tecnología 4.9G, que debería introducirse en el mercado antes de que termine 2017 para ayudar a los operadores a perfeccionar el rendimiento y afrontar los retos del siguiente estándar con varios Gbps de velocidad. Por otro lado, ha celebrado el éxito de la primera conexión basada en el proyecto de especificación 5GTF. Dicha conexión se produjo en la ciudad finlandesa de Oulu, en un entorno de laboratorio, con acceso inalámbrico Nokia AirScale, la solución de centro de datos Nokia AirFrame y arquitectura de Intel.

“Esta primera conexión 5G es un verdadero hito para la industria de las telecomunicaciones” ha querido destacar Harold Graham, jefe de la línea de negocio 5G en Mobile Networks de la empresa tecnológica europea, que junto a otros contendientes está dispuesta a hacer de la promesa de las conexiones 5G toda una realidad comercial. “Con su baja latencia, capacidad significativa e incrementos de velocidad”, enumera Graham, “5G ofrecerá una variedad de aplicaciones nuevas e innovadoras”.

Este miércoles 15 de febrero, Nokia remató sus anuncios con la introducción de una solución de acceso por fibra de próxima generación para transporte móvil. Una solución que ofrece baja latencia y alta capacidad ahora que está más cerca la era del 5G. Una solución flexible que permite aprovechar redes ópticas pasivas ya existentes e ir añadiendo ancho de banda cuando cambien las necesidades. También hace dos días, Ericsson completó una primera mitad de mes especialmente volcada con el 5G desvelando la construcción de una red de pruebas intercontinentales para 5G. En este caso Ericsson ha trabajado con SK Telecom y Deutsche Telekom, llevando a cabo roaming 5G y conectando Corea y Alemania.

Otras creaciones surgidas desde Ericsson son una plataforma 5G con la que quiere saciar las necesidades de transición de las redes hacia esta tecnología y que cubre desde la cartera de radio a la de transporte, además de venir con servicios de transformación, sistemas de soporte digital y una propuesta de seguridad. También incluye el 5G Core System. Ayer mismo Ericsson insistía en su idea a través de la implementación del primer sistema de pruebas 5G de extremo a extremo y demostraciones en vivo junto a SK Telecom Korea y Telefónica. ¿Qué será lo siguiente?

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor