GigaRadio y Small Cells: las claves para la –inminente- comercialización de 4,5G

4G5GBanda AnchaMovilidadOperadoresRedes
1 4 No hay comentarios

MWC16. A la espera de contar con las definiciones necesarias en 2018 para el despliegue del 5G en 2020, Huawei ya tiene listas diversas soluciones que permitirán mejorar la velocidad, la conexión y la experiencia de los usuarios móviles.

*** Especial desde Barcelona

Los estándares 4G se encuentran en su momento álgido, con una cobertura muy aceptable que en el caso de España supera el 70% de la población. Sin embargo, los fabricantes siguen desarrollando nuevas tecnologías que permitan dar respuesta a la creciente demanda.

5G, cuyas definiciones y estandarización no llegarán hasta 2018 para comenzar su despliegue comercial en 2020, queda aún muy lejos, por lo que se hace necesaria una alternativa que esté a caballo entre ambas generaciones de comunicaciones móviles. Así que, de la misma forma que ocurrió con el 3,5G (que aún sigue muy vigente), los grandes de la industria de las telecomunicaciones ya están en disposición de comercializar de forma masiva el 4,5G.

Es el caso de Huawei, con la que tuvimos la oportunidad de conocer diversas tecnologías a través de sendas demostraciones en su stand del pabellón 1 del Mobile World Congress.

Por un lado, hay que tener en cuenta este lapso de tiempo entre 4G y 5G. Por otro, que ambas generaciones convivirán durante varios años una vez que la segunda entre en escena. Para el fabricante, “4,5G tiene como propósito dar soporte a grandes anchos de banda, así como reducir latencias y conexiones masivas. Sólo así se establecerá una base sólida para la comercialización del 5G”.

Otro detalle muy a tener en cuenta por las operadoras de red es la necesidad de contar con una arquitectura que sea capaz de responder a las necesidades de conexión del Internet de las Cosas. En la actualidad, el 99% de las máquinas y sensores aún no están conectadas, pero lo harán paulatinamente durante los próximos años. Aquí entra en juego el despliegue de la banda estrecha de Internet de las cosas (NB-IoT), diseñada precisamente para ello. 4,5G brinda la posibilidad de este tipo de despliegues, tal y como asegura Huawei.

GigaRadio: las estaciones base de última generación

Las estaciones de radio siempre han sido parte fundamental en las comunicaciones móviles, pero también uno de los elementos más caros del puzle. Por lo tanto, las operadoras deben realizar importantes inversiones en materia de infraestructura, por lo que para ellas es de vital importancia encontrar alternativas viables.

La tecnología GigaRadio se traduce en estaciones base un 20% más pequeñas pero con un 50% más de capacidad
La tecnología GigaRadio se traduce en estaciones base un 20% más pequeñas pero con un 50% más de capacidad de procesamiento

La propuesta de Huawei se llama GigaRadio, una solución basada en estaciones  base de reducido tamaño pero capaz de proporcionar un  mayor rendimiento y una instalación sencilla. En concreto, es un 20% más pequeña y su capacidad de procesamiento es un 50% mayor. Gracias a ella –asegura la compañía china- los operadores podrán desplegar redes con un ratio de 1 Gbps, lo que se traduce en una mejor experiencia de usuario a nivel de voz y vídeo en alta definición. Las previsiones de Huawei elevan el número de despliegues de redes comerciales a 60 durante este mismo año.

Small Cells, para estar más cerca de los usuarios

La tecnología de Small Cells no es nueva. La industria lleva mucho tiempo hablando de ella, al igual que lo hizo con las Femto Cells. Sin embargo, por unos motivos u otros no se ha desplegado de forma masiva hasta ahora.

Este es el aspecto de las Small Cells que ya se pueden ver desplegadas en determinadas localizaciones con afluencia masiva de usuarios
Este es el aspecto de las Small Cells que ya se pueden ver desplegadas en determinadas localizaciones con afluencia masiva de usuarios

Básicamente, se trata de desplegar pequeñas estaciones en más localizaciones, principalmente en aquellas donde existe una mayor concentración de usuarios conectados: centros comerciales, estadios, plazas… Estarán más cerca de los usuarios y facilitarán servicios de mayor calidad. Además, las Small Cells facilitarán la integración de los despliegues multimodo y multibanda, fundamental para dar cobertura al creciente número de usuarios móviles.

Hay que tener en cuenta que estas redes serán complementarias a las ya existentes, lo que permitirá a los operadores reducir sus inversiones en infraestructura.

Con todo ello, 4,5G se puede convertir en el siguiente estándar de facto a la espera de la llegada del 5G, siempre de la forma más transparente para los usuarios ya que no tendrán que cambiar tan asiduamente de terminal para sacar el máximo partido de las comunicaciones de banda ancha inalámbrica de última generación.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor