Nokia y la NASA quieren llevar el 4G a la Luna

4GCienciaInnovaciónMovilidadRedes inalámbricas

Las comunicaciones en nuestro satélite (sobre su propia superficie) van a experimentar un salto sideral con la instalación de una red de cobertura 4G que mejorará la comunicación entre los módulos lunares y los vehículos de exploración (rover) que se desplegarán allí en los próximos años.

Entre otros muchos ambiciosos planes, la NASA tiene prevista regresar a la Luna en el año 2028, y una de las mejoras que llegarán con respecto a los primeros pasos del hombre en nuestro satélite, a partir del 21 de julio de 1969, lo constituye la mejora de las comunicaciones con la Tierra. Y ello incluye la propia comunicación entre todo lo que suba allí, específicamente relacionado con los vehículos de exploración sobre el terreno, popularmente denominados rover.

La NASA ha delegado esa revolucionaria novedad en Nokia (por lo que hace a las telecomunicaciones) y la empresa Intuitive Machines, especializada en ingeniería espacial. Es tan solo una de las doce áreas en las que la NASA busca mejorar la tecnología con respecto a anteriores programas de exploración lunar, desde la robótica a la generación de energía in situ,  y con respecto a las comunicaciones la iniciativa se concreta en la instalación de una red 4G en la superficie de la Luna.

Por supuesto la cobertura estaría limitada al área donde se producirá el alunizaje y ofrecerá soporte al módulo de aterrizaje, a los propios astronautas y a los vehículos de exploración que se desplacen sobre el terreno circundante. Esto facilitará que los propios astronautas puedan enviar y recibir datos, además de poder operar los rover a distancia o efectuar una navegación en tiempo real por la superficie de nuestro satélite. Pero sin duda uno de los resultados que prometen ser más espectaculares será la emisión de vídeo de alta definición en directo, algo que mejorará muchísimo la experiencia de quienes asistamos desde la Tierra a esos paseos espaciales en comparación con lo que pudieron ver los espectadores de hace medio siglo cuando los primeros doce hombres caminaron sobre la Luna.

De un presupuesto total destinado a la innovación tecnológica de 370 millones de dólares se destinan 14 millones únicamente a esta implantación del 4G lunar, que posiblemente pueda llegar a evolucionar a 5G de aquí a que dentro de casi una década la NASA vuelva a llevar astronautas a la Luna. Entre otras cosas la instalación estará especialmente preparada para poder operar en las rudas condiciones lunares: temperaturas extremas, radiación solar y espacial, vacío… además mejorará considerablemente con respecto a la cobertura existente sobre la superficie de la Tierra debido a la ausencia de edificios, árboles y otros obstáculos que puedan interferir con la señal 4G.

Lea también :