Google presume de seguridad en sus centros de datos

CloudColaboraciónDatacenterEmpresasSeguridadSoftwareVirtualización

El gigante de las búsquedas ha difundido un vídeo sobre las instalaciones que la compañía tienen en Moncks Corner, Carolina del Sur, para convencer a empresas e instituciones del riguroso control al que están sometidos sus servicios de cloud computing, especialmente Google Apps.

No es habitual recorrer de primera mano los centros de datos que poseen las grandes compañías de la Industria, pero Google ha decidido hacer una excepción y revelar a través de un vídeo algunos de los entresijos de sus instalaciones de Moncks Corner, en Carolina del Sur.

Google quiere seguir extendiendo su servicio ofimático en la nube Apps
Google quiere seguir extendiendo su servicio ofimático en la nube Apps

Este es sólo uno de las decenas de centros que Google ha construido a lo largo del mundo para guardar los datos generados por las búsquedas de los usuarios y el software colaborativo Google Apps, que se acumulan en servidores ejecutados por una versión minimalista de Linux. Aunque las búsquedas, Google Maps y otros servicios web son gratuitos, la compañía cobra 40 euros por usuario al año en su servicio más seguro para empresas Google Apps for Business.

Según se desprende del vídeo, el acceso al propio centro de datos es controlado rigurosamente. No se permiten visitas públicas e incluso el acceso de los empleados se limita al estrictamente necesario. Llevar placas de identificación es la norma y, en algunos casos, también se pone en práctica la biométrica a través de cámaras de escaneo de retina. Google también utiliza vallas de protección, guardias las 24 horas del día y varias cámaras de seguridad.

Los de Mountain View justifican este acceso restringido para impedir que sus rivales obtengan información sobre su infraestructura de cloud computing, ganando así ventaja competitiva. Esta actitud choca frontalmente con el Open Compute Project de uno de esos competidores, Facebook, que ha puesto a disposición de la comunidad los esquemas y el hardware utilizado en sus instalaciones de Prineville.

Además, en los últimos años, la compañía se ha preocupado por reforzar la seguridad de los datos en su software, añadiendo una verificación en dos pasos, cifrado de HTTPS por defecto, visualización de archivos adjuntos y gestión de dispositivos móviles en el navegador, entre otras medidas.

El objetivo es convencer a empresas e instituciones de la idoneidad de Google Apps por sus estrictos controles de seguridad. El gigante de las búsquedas se encuentra en plena disputa con Microsoft por la firma de contratos de colaboración en la nube con agencias como la Administración General de Servicios y el Departamento del Interior de los Estados Unidos.

A continuación, el vídeo publicado por Google mostrando estos detalles:

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor