“Hacer una película vale millones de euros, subtitularla apenas unos cientos”

Empresas

Francisco Utray, del CESYA, el Centro Español de Subtitulado y Audiodescripción, explica qué queda por hacer y qué se ha hecho en accesibilidad en TDT. 

Especial desde Oviedo
La ley obliga, pero en el campo de la accesibilidad de las personas con discapacidad a la sociedad de la información aún queda por hacer. La accesibilidad a la SI en la TDT ha sido uno de los temas abordados en las
Jornadas La televisión en otra dimensión que celebra en Oviedo Asimelec.
Francisco Utray, del CESYA, el Centro Español de Subtitulado y Audiodescripción, explica que las grandes del sector han hecho o están a hacer los deberes, aunque entre las más cadenas de televisión más pequeñas no son pocas las que podrían ir a septiembre…
Respuesta Francisco Utray. Los grandes grupos de comunicación están cumpliendo sobradamente lo que dice la ley. La ley marca unos mínimos de accesibilidad para el 31 de diciembre de 2010. En concreto en el tema de subtitulado, los grandes grupos tenían cumplidos los deberes antes de empezar. En audiodescripción y lengua de signos, el plazo es 31 de diciembre. Televisión Española está emitiendo contenidos en lengua de signos, pero no tenemos un mensaje tan positivo como en subtitulado. No todas las televisiones de España están cumpliendo a día de hoy o tienen tendencia a cumplir. Hay canales, pequeños canales autonómicos, que no tienen todavía servicios de subtitulado para sordos.

-Quizás estos pequeños canales pueden excusarse, en tiempos de crisis, en el aumento de costes…

Yo no lo plantearía así. Hacer una película vale millones de euros, subtitularla apenas unos cientos, no llegaríamos a mil. No podemos decir que tenemos dinero para producir una película, pero que no tenemos dinero para producir unos subtitulos. El coste que tienen, por poner otro ejemplo, los servicios informativos con la accesibilidad… no es comparable. En cuanto a las subvenciones, las ayudas… La accesibilidad está impuesta por ley. El derecho a acceder a la información no es negociable. Quien tiene un servicio público de información tiene la obligación de hacerlo accesible para todos y no discriminatorio. Cuando estamos haciendo televisión sin subtitulos estamos discriminando a las personas sordas. Cuando estamos emitiendo películas sin audiodescripción, estamos discriminando a las personas ciegas. Y la discriminación está prohibida por la ley.

-Ese tipo de discriminación quizás sea más invisible. La sociedad está más concienciada con la accesibilidad física: si no hay una rampa de acceso a un edificio, es visible.

La accesibilidad en la sociedad de la información es más moderna que la física. Ya está asumido por la sociedad que la entrada de la universidad tiene que tener una rampa, que si no la tiene está mal construido. Pues esto mismo tenemos que empezar a considerar en la sociedad de la información. Un portal web mal accesible, está mal diseñado. Una televisión sin subtitulos y sin audiodescripción es una televisión mal hecha. El mensaje que yo daría a las televisiones públicas es que marquen el ejemplos a seguir en cuanto a desarrollo en un canal de comunicación no discriminatorio.

-Entonces el tirón de orejas se lo daríamos a las televisiones públicas, que son las que marcan la pauta…

Yo daría mejor una felicitación, por el trabajo realizado en los últimos años en cuanto a legislación, a mejora técnica y en como se están comportando los grandes grupos de comunicación. Lo primero que daría es una felicitación al sector. El tirón de orejas, si quieres, a quien todavía no esté cumpliendo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor