IBM abre la arquitectura Power a otros fabricantes

CloudServidores
power7+
0 0 No hay comentarios

La nueva –y sorprendente- estrategia del Gigante Azul busca favorecer el uso de procesadores Power en centros de datos en la nube, un mercado abastecido mayoritariamente con los chips x86 de Intel y AMD.

Los microprocesadores basados en arquitectura IBM Power podrán ser modificados y fabricados por otras compañías. Así lo  ha anunciado el Gigante Azul a través de la iniciativa OpenPower Consortium. Cualquier firma que lo solicite, podrá conseguir una licencia con la que construir sus propios servidores, redes o sistemas de almacenamiento compatibles con la arquitectura Power.

De hecho, IBM ya está trabajando con fabricantes de la talla de Google y Nvidia, que pronto implementarán un nuevo ecosistema que pueda utilizarse como alternativa a la arquitectura x86 y la incipiente ARM para entornos de servidores basados en cloud computing.

Al consorcio OpenPower ya se han unido compañías como Google, Nvidia, Tyan y Mellanox
Al consorcio OpenPower ya se han unido compañías como Google, Nvidia, Tyan y Mellanox

En gran medida, la iniciativa de IBM a la hora de desvelar todos los “secretos” de Power es calcada a la que tantos éxitos le ha proporcionado al diseñador británico ARM. En la actualidad, esta arquitectura se utiliza en buena parte de los smartphones y tabletas que se comercializan a nivel mundial, pero también se está introduciendo paulatinamente en el segmento de servidores de muy bajo consumo para centros de datos en la nube. ARM no fabrica los chips, simplemente se limita a licenciar sus diseños a otras compañías especializadas.

La creación del OpenPower Consortium le permitirá a IBM adoptar un modelo similar. No tendrá la exclusividad de esta arquitectura, pero favorecerá enormemente su adopción en el  mercado y, con toda seguridad, evitará que desaparezca engullida por x86 y ARM. No es coincidencia, por ejemplo, que este anuncio venga precedido por los malos resultados cosechados durante el segundo cuarto de 2013, en el que IBM ha visto caer las ventas casi un 25 por cien.

A pesar de que los servidores IBM Power han estado gobernados tradicionalmente por sistemas operativos Unix, la compañía pretende favorecer la llegada de nuevos socios gracias a la compatibilidad con sistemas Linux, los únicos que han sido capaces de competir con Windows en el área de servidores x86. En este caso, IBM trataría de expandir los chips Power 7 para centros de datos de gama media, más accesibles económicamente hablando.

La siguiente generación de chips con tecnología Power 8, será muy probablemente la primera que llegue como parte de este ecosistema de empresas. No en vano, IBM explica que el grupo se está centrando directamente en ella. Llegará con muchas mejoras y funcionalidades personalizadas según la necesidad concreta de cada cliente. Se podrá optimizar, la forma en la que interactúan los procesadores con la memoria, los sistemas de red, el almacenamiento, los circuitos integrados…  por ejemplo, Nvidia integrará la arquitectura de procesamiento gráfico CUDA para que pueda ser utilizada como parte de los sistemas basados en Power. “Este tipo de modelo de desarrollo colaborativo cambiará la forma en la que se diseña y despliega el hardware de los centros de datos”, tal y como declaraba uno de los responsables de IBM.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor