El iPhone ya tiene nuevo culebrón judicial

Empresas

Apple y AT&T se enfrenta a una acción popular: la razón de las iras de los consumidores está en el compromiso de permanencia adquirido de facto al comprar el iPhone.

El iPhone 4 se estrenó con problemas en los juzgados, a causa de los errores de conexión, aunque ese posible pleito no es el único en el que se ha visto arrastrado el terminal de Cupertino.
Y es que a Apple los juzgados podrían acabar por hacérsele familiares gracias a su teléfono inteligente. El iPhone ha conseguido convertirse en protagonista de una demanda colectiva que acaba de adquirir dimensiones de acción popular.
Esto implica, como publica Cnet, que cualquier comprador del terminal desde su salida a la venta puede verse beneficiado por la conclusión final del pleito.
La demanda arrancaba en 2007, cuando los usuarios de la compañía de telecomunicaciones AT&T, que comercializaba el terminal, se dieron cuenta de que el contrato de dos años que habían firmado se convertía a la larga en uno de cinco. Según Cnet éste era el período que todos daban por hecho que duraría la exclusividad del terminal en manos de AT&T, lo que limitaba a la postre la libertad de elección futura de los usuarios.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor