La Bolsa vuelve a fijarse en la tecnología

Empresas
0 0 No hay comentarios

En los últimos meses, estamos asistiendo a la salida a Bolsa o al anuncio del inminente desembarco a los parqués de medio mundo de varias compañías de base tecnológica.

La crisis económica y el recuerdo de la ‘burbuja puntocom’ han disuadido a las empresas tecnológicas de pisar el parqué durante algunos años. El dinero es miedoso y prefiere refugiarse en inversiones más seguras y tangibles cuando el panorama económico es incierto.

Sin embargo, una vez que la economía mundial comienza a estabilizarse, parece que los inversores ven con mejores ojos la posibilidad de depositar su dinero en este tipo de compañías. Las ‘techs’ presentan mejores expectativas de crecimiento que otros segmentos de actividad más maduros y esto se puede traducir en mayor rentabilidad de la inversión. Son un bocado apetecible y lo saben. Por eso, no quieren desaprovechar este flujo de capitales para financiar su expansión.

La primera gran colocación bursátil de esta nueva era tecnológica fue la de Facebook, que en mayo de 2012 protagonizó la OPV más sonada, aunque la colocación no fuera tan exitosa como se esperaba. Pero la auténtica oleada comenzó en noviembre, con la llegada de Twitter al mercado continuo. En este caso,  la operación sí que despertó el interés de los inversores. Sus acciones salieron a bolsa a un precio de 26 dólares pero se dispararon para cerrar la sesión de su debut en casi 45 dólares. La empresa del gorrión recaudó más de 1.800 millones de dólares. Unas cifras muy  interesantes, aunque muy lejanas  de los 16.000 millones que obtuviera la OPV de la red social de Mark Zuckerberg.

Cuando la compañía de microblogging hizo sonar la campana del Dow Jones, el resto de tecnológicas se puso en los tacos de salida. A finales de marzo asistimos al desembarcó en Wall Street de King Digital, creadora del popular juego  ‘Candy Crush Saga’. Sin embargo, no tuvo el éxito esperado en su debut. Confiaba en recaudar más 600 millones de dólares pero finalmente se quedó en 500 millones. El recuerdo de Zynga quizá tuviera algo que ver.

La OPV tecnológica más reciente ha sido la de la empresa online de entrega de comida a domicilio Just Eat, que se estrenó en el Footsie londinense el pasado 2 de abril. Aunque es de origen danés, tiene sede en la capital inglesa, por lo que ha preferido cotizar en dicho mercado. La empresa tuvo un gran debut , recaudando alrededor de 100 millones de libras.

El momento de la ‘nube’

Estas operaciones son sólo la ‘punta del iceberg’ de lo que está por venir. La compañía estadounidense de almacenamiento Box está ultimando su OPV, con la que espera conseguir en torno a 250 millones de dólares.  Ya ha aportado la documentación oportuna a los reguladores, tomando la delantera a Dropbox, su principal rival en el segmento del almacenamiento en la nube, que también podría salir a cotización en breve. Los primeros rumores sobre la OPV de Dropbox comenzaron a finales de 2013, aunque tal vez no se presente a los mercados hasta la segunda mitad de este año. La compañía se está preparando para ello y en enero levantó 250 millones de dólares de financiación, con el fin de aumentar la valoración de la compañía, que ya se sitúa en 10.000 millones.

También llegará pronto al mercado bursátil la empresa de intercambio de archivos Mega, heredera de la polémica Megaupload. La compañía creada por Kim ‘Dotcom’ se ha fusionado con TRS, que ya cotizaba en el parqué neozelandés. La sociedad resultante, que conserva la razón social Mega, todavía no ha fijado la fecha de su salida a Bolsa.

China mira a Wall Street

Si seguimos poniendo los ojos en el otro lado del globo, encontramos varios gigantes chinos que podrían comenzar a cotizar en breve. El grupo de comercio electrónico Alibaba está llamado a convertirse en la sensación bursátil del año. Su próximo desembarco en la Bolsa de Nueva York le permitirá recoger más de 15.000 millones de dólares, según informa Reuters. Sería  la mayor OPV desde la realizada por Facebook. Está previsto que entregue este mes la documentación a la SEC estadounidense.

Alibaba es unos de los accionistas de referencia de Weibo, conocido como el ‘Twitter chino’,  que ya está perfilando su salida al Nasdaq neoyorquino. La recaudación de esta operación podría situarse en 380 millones de dólares, según CNN, mientras que The Wall Street Journal afirma que la compañía espera captar 500 millones de dólares.

También prepara la salida a Bolsa la china JD.com, uno de los principales competidores de Alibaba. Tras su alianza con Tencent, proveedor de servicios de internet y de móvil, prevé entrar en el mercado de cotización norteamericano y confía en recaudar 1.500 millones de dólares, según The Wall Street Journal.

Éstos son sólo algunos ejemplos, pero en los próximos meses podríamos asistir a un goteo continuo de salidas a Bolsa. Por ejemplo, es posible que pronto veamos la llegada al parqué del marketplace de alojamiento Airbnb, el servicio de mensajería instantánea Line, el proveedor de pagos electrónicos Square, los e-commerce Wayfair o Zulily, el club de compra Gilt, la desarrolladora de juegos Rovio (‘Angry Birds’), el proveedor de música en streaming Spotify, la red social Pinterest, la compañía de ventas de entradas y gestión de eventos online Evenbrite o empresas desarrolladoras de apps como Evernote o Shazam, entre otras.

También en España

Este frenesí bursátil está traspasando las fronteras patrias. La pasada semana asistimos al desembarco de eDreams Odigeo al mercado continuo español. Aunque el grupo de viajes online tiene sede fiscal en Luxemburgo, ha apostado por la Bolsa madrileña por el importante peso del sector turístico en nuestro país. Con esta operación, la compañía ha captado 433 millones de euros de sus inversores.

Otro operador del sector que tiene previsto lanzarse al parqué es Rumbo. El operador de viajes trasladó su sede a Suiza cuando fue adquirido por el grupo helvético Bravofly, por lo que la compañía cotizará en el aquel mercado. Saldrá a Bolsa  el 16 de abril y espera recaudar 340 millones de euros, como recoge Cinco Días.

Pero el mercado bursátil no sólo ofrece oportunidades a grandes empresas, sino que otras compañías de menor envergadura también pueden encontrar financiación a través del Mercado Alternativo Bursátil (MAB). Por ejemplo, el fabricante de informática y electrónica de consumo madrileño NPG Technology ha presentado el folleto informativo y ha recibido el visto bueno de la Comisión de Incorporación. La empresa pretende captar cerca de 215.000 euros, según especifica en su documento de incorporación.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor