“La crisis que el país está sufriendo puede y debe vivirse como una oportunidad de cambio y crecimiento”

Empresas

Marcos Cuevas es el responsable de Layers, una empresa que surgió de una idea sorprende: ¿por qué no escribir en internet como sobre el papel? 

La historia de Marcos Cuevas podría encajar perfectamente entre las experiencias de quienes fueron emprendedores un día y que se han convertido hoy en primeras espadas del mundo TIC.

Tras estudiar ingeniería, subió a bordo de Telefónica y Retevisión y estuvo involucrado en proyectos como el i-mode, un sistema de internet móvil traído de Japón. Su equipo y él consiguieron destacar muy pronto entre los 28 proveedores que participaban y facturar hasta 500.000 euros al mes. A pesar del éxito, Cuevas decide abandonar la compañía y emprender, algo a lo que el joven catalán sólo encuentra beneficios. “No tiene precio”, asegura.

Layers es una aplicación que pretende ordenar el contenido al que quiere acceder el usuario y que pone especial atención al diseño para conseguir una placentera experiencia de navegación por la red.  El proyecto en boca de Cuevas cobra un significado ligeramente diferente: quiere dar a los usuarios el poder para para personalizar su experiencia online en todos los sentidos.

– ¿Cómo surge la idea de Layers?

La idea de Layers cuando fundé la empresa era otra por completo. En 2008, con la explosión de la web 2.0, me pregunté por qué no era posible escribir sobre una página web igual que escribe sobre un papel. Me parecía algo lógico pero no había manera de hacerlo en ese entonces. Lo que nosotros proponíamos era exactamente eso, una experiencia encima de una página web sin limitaciones para el usuario. Creamos Layers con ese propósito, de devolver el poder sobre los contenidos a los usuarios.

Hoy en día nuestro enfoque ha cambiado, pero el espíritu que hay detrás es igual. Tuvimos un “pívot” importante en el 2010 cuando decidimos apostar por otro tipo de proyecto, el desarrollar un producto que realmente resolviera el problema de information overload (sobrecarga de información) y sobre todo que volviese a hacer placentera la experiencia de navegar por Internet. Hoy por hoy no existe -aparte de Layers- ningún producto que pueda hacer que la experiencia de seguir tus contactos en redes sociales y tus sites favoritos sea centralizada y además elegante. Apostamos por la experiencia de usuario, la estética, que las cosas fluyan… y mantenemos la idea detrás del Layers original: el poder está en las manos del usuario para personalizar su experiencia online en todos los sentidos.

– ¿Por qué decide emprender por sí mismo tras haber estado involucrado en proyectos como el i-mode?

Decidir emprender no era tan difícil. Estaba trabajando en una empresa de contenido móvil para operadores e iba muy bien, pero era complicadísimo hacer algo realmente innovador por las características del sector en ese momento. Al final me cansé y decidí que la Web era mi sitio, ¡aunque justo ahora estamos volviendo al móvil!

– ¿Tienen los emprendedores como usted facilidades en España o por el contrario crear una compañía propia es toda una odisea económica-mental?

¡El clima económico no acompaña la verdad! Encontrar inversores en España para proyectos de ámbito global es más complicado que en Estados Unidos donde ya existe un ecosistema que ha ido madurando durante décadas. La carencia de un ecosistema maduro y fuerte provoca que el riesgo que asumen empleados, emprendedores e inversores sea mayor que en el americano.

Al mismo tiempo hay que decir que sí que hay dinero en España y que se están buscando negocios donde invertir, pero el dinero necesita de una cierta seguridad. Seguridad que proviene de la comprensión del negocio donde invierte, de la confianza que le genera el equipo que lo sostiene y del tamaño del mercado al que se dirige. Es cuestión de tiempo.

Afortunadamente hemos podido hacer grandes cosas aquí, y a nuestro alrededor vemos otras empresas startups que también están teniendo mucho éxito, señal que las cosas están cambiando y que con un poco de paciencia y determinación todo va a cambiar. En ese sentido pienso que la crisis que el país está sufriendo puede y debe vivirse como una oportunidad de cambio y crecimiento.

– ¿Qué gana uno siendo emprendedor y no estando “atado” a una compañía?

Libertad para pensar e imaginar, capacidad de hacer, y satisfacción en el caso conseguir que lo imaginado sea una realidad no solo para ti, sino para el mundo. No tiene precio.

El producto Layers for Publishers, el más nuevo de su compañía, pretende de alguna forma ordenar el contenido del usuario. ¿Qué hay que hacer para destacar en la red entre la ingente cantidad de información?

Está claro que es muy complicado. Creo que si hay algo que hay que hacer y que no ha cambiado nunca es tener contenido de calidad. Antes del boom de las redes sociales vino el boom de los blogs y muchos murieron, pero los mejores sobrevivieron. Aportar contenido que es entretenido y útil para el usuario es básico. Es más complicado que antes eso sí, porque ahora quien quiera publicar cosas online tiene que saber que el lector tiene su tiempo y su atención muy repartidos en otras partes de la Web, sobre todo en redes sociales, y que hay miles de personas más que también están publicando cosas parecidas. Es importante tener estilo propio y sobre todo dedicación.

– ¿Queda mucho por hacer en la gestión y edición de contenidos de la red?

Si analizas los patrones de consumo de contenidos, en los últimos 20 años, desde el inicio de internet, podemos ver cómo ha ido cambiando prácticamente cada 5 años: primero los portales web, después los buscadores, después el contenido generado por usuario y ahora las redes sociales.

En cada una de esas, digamos, revoluciones, la manera de consumir contenido ha ido variando y los roles de quien los produce, selecciona, hace marketing y distribuye han ido democratizándose cada vez más hasta llegar al extremo de que hoy en día cada uno de nosotros es capaz de hacer todas y cada una de esas cosas con una facilidad pasmosa.

– ¿Hacia dónde evolucionará el mercado en esta canalización y personalización de la información?

Hemos visto sólo en el último año una tendencia hacia experiencias más personalizadas y personales. Es curioso, pero después del boom de las redes sociales, la gente está un poco abrumada por tanto “socializarse”. Lo que veo venir es una tendencia hacia compartir y disfrutar contenidos -enlaces, artículos, fotos, vídeos, etc. como ya hacemos en Facebook, por ejemplo- pero en un espacio un poco más “exclusivo”, con la gente que nos importa más.

Un par de servicios (como Path por ejemplo) lo están haciendo pero aún nadie -ni Google, con sus Círculos- ha logrado hacerlo realmente bien. Espacios así los usuarios los están pidiendo a gritos. Nosotros también buscamos solucionarles esa necesidad.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor