La historia del multimillonario que quiere llevar 4G a la India

4GEmpresasMovilidad

Mukesh Ambani tejió un ambicioso plan para su país, India, que dos años después de su formulación se está haciendo realidad, poco a poco.

Diciembre de 2010. Mukesh Ambani, el hombre más rico de la India, envía un documento a las altas esferas corporativas del país mostrando sus planes de construir una de las redes de telecomunicaciones más avanzadas del mundo.

The Wall Street Journal, que ha tenido acceso al documento, describe los detalles de un plan ambicioso (que tiene que ver en gran parte con las motivaciones personales del magnate) con un trasfondo de servicio a la sociedad.

Ambani habla de un servicio inalámbrico 4G, con “integración con una app store” que permita a los usuarios el acceso a diversos servicios: desde comida rápida a la compra de entradas de cine.

Habla además de una capacidad de distribución de contenido multipantalla (TV, smartphone y equipos). Para soportar todo esto, se plantea un importante despliegue de infraestructura con la construcción de dos datacenters que ocuparían una superficie de 27.800 metros cuadrados aproximadamente.

Dos años después ya se están dando pasos, aunque el ambicioso proyecto requiere mucho esfuerzo. Para empezar, se estima que necesitará de una inversión superior a los 10.000 millones de dólares y la construcción de miles de torres de telefonía nuevas.

Los escollos: llevar la conexión a las zonas rurales menos pobladas y enfrentarse a una sociedad que “no está preparada para la tecnología LTE”, según un analista de HSBC consultado por el diario.

Pero las aspiraciones del rico empresario parecen superar barreras. Reliance, el conglomerado energético que lidera el multimillonario indio ha invertido ya más de 3.000 millones de dólares en la adquisición del espectro radioeléctrico que cubre la región.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor