La razón por la que Rovio dejó de ser un negocio familiar

Empresas

Una ronda de financiación de 42 millones de dólares no figura en las cuentas de la finlandesa. El dinero se utilizó para vender participaciones.

Rovio, compañía finlandesa tras Angry Birds, puso en marcha una ronda de financiación en 2011 que ascendió a 42 millones de dólares.

La inyección de capital llegó de manos de Accel Partners y Atomico Ventures, entre otros. Pero se desconoce el destino de este dinero. Los 42 millones de dólares no figuran en las cuentas anuales de la finlandesa. ¿Por qué?

Según se ha podido conocer, todos los accionistas de Rovio, una empresa familiar, vendieron parte de sus participaciones en la compañía. No había necesidad de crecer económicamente, ha admitido Mikael Hed, CEO de Rovio, en una entrevista reciente que recoge The Wall Street Journal.

Hed ha hecho un repaso a la trayectoria de su empresa, explicando lo cerca que estuvo de la bancarrota y de morir de éxito.

La decisión de vender parte de la compañía a un buen precio fue la opción ganadora. “Gracias a esta inversión podemos continuar el desarrollo a largo plazo de la compañía. Si no, hubiéramos vendido Rovio”, ha explicado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor