La Comisión Europea confirma la acusación conta Intel

Empresas

La empresa podría ser culpable de monopolizar el mercado y perjudicar la distribución de la competencia

La Comisión Europea denuncia una vez más al fabricante de chips Intel por una conducta ilícita frente a sus oponentes en el mercado.
La compañía acaba de ser acusada formalmente por la Administración europea de incitar a los distribuidores para que no adquieran productos de la competencia.
Esta conducta “abusiva”, según el comunicado de la Comisión Europea, se observa a partir de tres puntos: propiciar la compra exclusiva de productos de su firma por parte de los distribuidores, pagar a la Original Equipement Manufacturer para este fin y en tercer lugar, crear ofertas especiales para esta organización.
La denuncia llega después de seis años de investigación por parte de la comisión y intensos rumores durante esta semana, como informaba Silicon News.
Aunque se desconocen cifras, el importe de la multa podría ascender a los 2,6 millones de euros, lo que supondría un 10 por ciento de los beneficios anuales.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor