La RSC en las empresas españolas en el contexto actual

Empresas

El técnico del Observatorio de RSC, Victor Sáiz Pérez, analiza el grado de responsabilidad social corporativa en España y cómo las TIC pueden mejorarlo.

Resulta difícil de determinar el grado de implantación de la RSC en las empresas españolas, debido fundamentalmente a que no existe un estándar internacionalmente reconocido que sea capaz de medirlo y que permita la comparación con otros países. Del mismo modo, es muy difícil acceder a fuentes de información fiables.
Desde esta perspectiva, en el Observatorio de RSC hacemos un estudio anual en el que analizamos la calidad de la información de las empresas del IBEX-35 en materia de RSC, para lo cual tomamos como referencia normas internacionalmente reconocidas y desarrollamos el análisis en base a tres ejes fundamentales –contenidos de RSC, sistema de gestión y gobierno corporativo-, y mediante una herramienta con más de 700 indicadores. El resultado de este análisis evidencia que existen amplios espacios de mejora. En general, la información aportada por las empresas del IBEX-35 sigue siendo muy limitada.
Como ejemplo, en 2006 el 51% de las empresas españolas del IBEX-35 tenían presencia en paraísos fiscales y no aportaban información detallada sobre su actividad en dichos países. Ninguna empresa informaba sobre subvenciones, exenciones fiscales u otro tipo de ayudas recibidas en cada uno de los lugares donde operan, solo el 20% de las empresas aportaba información sobre multas recibidas por incumplimiento de normativas medioambientales y sólo el 3% informaba sobre las condiciones de afiliación sindical y cobertura por convenios colectivos de sus trabajadores en cada uno de los países donde tienen presencia.
La puntuación media de la calidad de la información aportada por las empresas del IBEX-35 fue de 1,14 sobre 4. Todo ello nos da una idea de cuál es la tendencia de la implantación de la RSC en nuestras empresas cotizadas en la actualidad. La quinta edición de nuestro informe sobre las empresas del IBEX-35 (2007) se presentará próximamente, antes de final de 2008.

Desde el punto de vista institucional, en la actualidad, después de un largo proceso de análisis, diálogo y negociación en el seno del Foro de Expertos de RSC a lo largo de los últimos dos años, ha sido aprobada la creación del Consejo Público de RSC, lo cual representa una inmejorable oportunidad para facilitar el diálogo multilateral permanente entre los distintos agentes sociales.


El Observatorio de RSC ha sido invitado a participar en esta nueva iniciativa que permitirá servir de guía para el Gobierno en la proposición de medidas, estándares y para generar las herramientas más adecuadas para gestionar la RSC, y medir las tendencias a nivel local, autonómico, estatal y europeo. Desde nuestro punto de vista, es fundamental que el nuevo Consejo cuente con un adecuado equilibrio de poder en su constitución; característica básica en un órgano que debe considerar los intereses de los diferentes Grupos de Interés. De no ser así, corremos el riesgo de perder una importantísima oportunidad de unificar esfuerzos en la búsqueda de un nuevo modelo de desarrollo más sostenible.

Por otro lado, cabe destacar el papel de las nuevas tecnologías de la información, que están favoreciendo el intercambio de conocimiento y la generación de redes sociales que sin duda permiten un desarrollo más rápido de la demanda por parte de amplios sectores de la sociedad civil con respecto a la necesidad de un mayor control sobre la actividad de las grandes empresas multinacionales.
Del mismo modo, las empresas son mas vulnerables que nunca, ya que en un mundo global que resulta cada vez mas pequeño, son muchos los periodistas,  investigadores y activistas que, con una simple cámara digital, un teléfono móvil y acceso a Internet, son capaces de descubrir  situaciones injustas y denunciarlas sin que ello suponga  costes económicos elevados y sin que las empresas puedan tener control sobre ello. Esto se ha puesto de manifiesto, por ejemplo, en el caso de los balones cocidos por niños para NIKE u otros escándalos relacionados especialmente con el sector textil, que han afectado gravemente a la reputación de muchas empresas y que en la mayoría de los casos han servido para cambiar esas malas.

Desde el Observatorio hemos decidido aprovechar las oportunidades que nos brinda la tecnología, creando una herramienta que puede ser de utilidad para las personas que quieran tener información sobre la actividad de las empresas. Esa herramienta es el Centro de Información de Comportamiento Empresarial (CICE)  .  En este sitio de Internet, existen fichas informativas de la actividad empresarial de las empresas del IBEX-35. Del mismo modo, es posible hacer comentarios o denunciar situaciones injustas de las que se tenga conocimiento.

Finalmente, no se puede dejar de tomar en cuenta la situación de crisis financiera actual para analizar la realidad de la RSC en nuestros días. A este respecto, algunos analistas ven un riesgo, ya que consideran que las empresas se verán obligadas a reducir gastos y ello puede redundar en una ralentización de la implantación de la RSC en la estructura de funcionamiento de las empresas. No se puede negar que esto es una posibilidad cierta, pero por otro lado, desde el Observatorio creemos que quizá esta crisis sirva de filtro para poner en evidencia a aquellas empresas que han pretendido utilizar la RSC como mera herramienta de marketing sin interiorizar en su verdadero sentido, que va mucho más allá de aspectos reputacionales.

Por otro lado, nosotros creemos que cada día existe una mayor demanda por parte de la sociedad civil con respecto a un comportamiento responsable por parte de las empresas. Muchos ciudadanos hoy se encuentran indignados con las grandes empresas, en particular con las del sector financiero, al considerar acertadamente que la falta de ética en los negocios unida a la falta de una regulación adecuada por parte de los estados, han sido las principales causantes de la actual situación, lo cual refuerza la idea  de que es necesaria una mayor regulación y control estatal y multilateral de la actividad, no solo de las empresas del sector financiero, sino de las empresas en general y de las multinacionales en particular, en un ámbito global.
Esto es precisamente lo que desde el Observatorio de RSC defendemos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor