Las 6 predicciones de NetApp sobre almacenamiento para 2015

Datos y Almacenamiento

Cuestiones como la infraestructura hiperconvergente o la nube híbrida influirán al segmento del almacenamiento el año que viene, según NetApp.

Puede parecerlo, pero no. Todavía no os lo habíamos contado todo en materia de predicciones tecnológicas para el año que está a punto de comenzar. Nos falta, por ejemplo, hablar sobre almacenamiento y cómo evolucionará este sector de ahora en adelante.

NetAppEn esta ocasión, la compañía que aporta su visión sobre 2015 es NetApp, que considera que “se avecina con curvas”. Según ella, serían 6 las tendencias a tener en cuenta:

1. “Dos bestias mitológicas, el Internet de las cosas y el análisis de Big Data, materializarán sus brotes”. Son varios los fenómenos que están influyendo a la industria durante los últimos tiempos: la movilidad, el cloud computing, la wearable technology, el Big Data, el Internet de las Cosas… Precisamente, estos dos últimos tendrán mucho que decir durante los próximos doce meses en cuestiones de almacenaje. La previsión es que “la adquisición de datos procedentes de objetos conectados junto con herramientas de análisis en segundo plano y de análisis en tiempo real” acabe por transformar “la forma en que las empresas conectan con el mundo”.

2. “El futuro de las cabinas All-Flash no es la tecnología all-flash”. Si creías que el futuro de las cabinas All-Flash era, precisamente, la tecnología all-flash, te equivocabas. ¿Por qué? Porque según cálculos de NetApp y a pesar de los avances que se irán introduciendo en meses futuros, 8 de cada 10 datos todavía se almacenarán en discos de carácter tradicional en vez de ir a parar a centros basados en flash y sólo en flash. De ahí que ya se asegure que quienes carezcan de “integración con otras cabinas híbridas de flash y disco serán como ese deportivo guardado en el garaje: tunearlo puede ser divertido, pero no es el eficaz caballo de tiro de almacenamiento que requiere la tecnología”.

3. “La nube híbrida de varios proveedores serán los únicos clouds híbridos que importarán”. Existen diferentes tipos de nube en el mercado. Por un lado está la nube privada. Por otra parte encontramos a su opuesto, la nube pública. Y entremedias también hay lugar para la nube híbrida. Ésta última es la que más apoyos debería recabar en 2015 y años venideros, ya que a estas alturas las empresas no estarían dispuestas a depender de un único socio y prefieren combinar ofertas de diferentes contendientes. “Las tecnologías de software que se puedan poner en marcha en las instalaciones y en una serie de clouds tendrán una buena acogida”, augura NetApp.

4. “El almacenamiento definido por software tenderá un puente entre los clouds públicos y privados”. Aunque se suela encumbrar a la nube híbrida como solución clave, y a pesar de las predilecciones que están mostrando los clientes, hay detalles a tener en cuenta. Las nubes públicas y privadas consideradas como tal, cada una por su lado, todavía tendrán algo que decir en 2015. Y lo harán tendiendo lazos a través de la tecnología SDS o de almacenamiento definido por software, que garantizará el acceso a los datos y debería facilitar asimismo las tareas de gestión. “EL SDS para el almacenamiento de objetos abarcará los repositorios de objetos en el cloud y en las instalaciones”, añaden quienes saben de esto.

5. “Los dockers sustituyen los hipervisores como el contenedor elegido para las aplicaciones de escalado horizontal”.  Más que una novedad radical, una vez más, habrá una continuación de lo que ya se está experimentando en estos momentos. En vez de apostar por hipervisores, lo lógico es que los diferentes integrantes de la industria se pasen a los contenedores Docker para cuestiones de coordinación, de trabajo con aplicaciones y de escalado horizontal. No en vano, éstos “han demostrado ser más eficientes en el aprovechamiento de los recursos que las máquinas virtuales con un sistema operativo completo”, señala NetApp.

6. “La infraestructura hiperconvergente es el nuevo servidor informático”. “A partir de 2015, el auge del almacenamiento de estado sólido, la creciente adopción de protocolos de red de acceso directo a memoria remota (RDMA) y las nuevas interconexiones comportarán un modelo informático en el que los núcleos, la memoria y el almacenamiento IOPS se integrarán en una estructura de baja latencia que hará que se comporten como un solo sistema en rack”, concluyen las previsiones para almacenamiento de cara a meses futuros. Esto implica que habrá mejoras en almacenamiento DAS y reducción, incluso del número de máquinas utilizadas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor