Lleva su portátil a reparar y le condenan a 10 años de cárcel: tenía porno infantil

Empresas

Un incauto pedófilo llevó su ordenador portátil para que se lo arreglasen, pero durante el proceso los técnicos detectaron la presencia de ficheros de porno infantil en su disco duro. El resultado: una condena de 135 meses en la cárcel y 10.000 dólares de multa.

Un hombre de negocios llamado Michael Fortino se encontraba en Arkansas (EEUU) y llevó su portátil a una tienda de Best Buy para que el servicio técnico reparase un problema que tenía con él.

El técnico que lo reparaba encontró fotos de porno infantil y llamó a la policía. Los agentes consiguieron una orden de registro para inspeccionar el contenido completo del PC – si es que no lo había hecho ya el técnico – y encontraron 130 imágenes de este tipo de contenidos, además de dos ficheros de vídeo con dos jóvenes adolescentes grabadas con lo que parecía una cámara oculta.

El hecho de viajar por todo el país fue suficiente para que le acusaran de tráfico de porno infantil, y Fortino se declaró culpable. La sentencia apareció ayer, y en ella se especifica que deberá pasar 135 meses en la cárcel y pagar además una multa de 10.000 dólares.

Y probablemente le hayan confiscado el portátil, para completar su particular infierno.

vINQulos
Ars Technica

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor