Los analistas prevén un despliegue masivo de SSD en el 2012

CloudDatos y Almacenamiento

Las SSD ya han comenzado su incursión en el mercado pero no conseguirán generalizarse como una alternativa a los discos duros hasta el año que viene, cuando su precio se reducirá a un dólar por Gigabyte.

Algunas compañías como Apple ya se han lanzado a sustituir los discos duros de sus equipos por unidades de almacenamiento en estado sólido, pero lo cierto es que las SSD aún no han conseguido calar en los consumidores masivos.

Esta tendencia podría dar un giro el próximo año, ya que los analistas de la prestigiosa firma Gartner prevén una importante bajada en el precio de estas unidades.

Según sus predicciones, las SSD, que actualmente cuestan una media de 2,5 dólares por Gigabyte, verán reducido su precio a 1 dólar por Gigabyte hacia la segunda mitad del 2012.

La clave para esta reducción del precio serán los nuevos procesos de fabricación que permitirán minimizar los costes de producción. Además, Gartner prevé una adopción masiva de las unidades SSD por parte de los fabricantes, lo que también contribuirá a reducir su coste.

Las principales ventajas de estas unidades en estado sólido frente a los tradicionales discos duros residen en su menor tamaño, unido al aumento de la velocidad y a una mayor eficiencia energética que permite alargar la duración de las baterías en los dispositivos portátiles.

Además de Apple otras compañías como Dell, Lenovo han apostado ya por introducir este tipo de unidades de almacenamiento en sus equipos portátiles, logrando aumentar la autonomía de sus baterías.

Más información en ITespresso

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor