Los beneficios netos de Philips caen un 67% en el 4Q, las acciones se desploman

EmpresasMercados Financieros

El CEO de la multinacional holandesa habla de un 2014 “desafiante”, con el estancamiento de mercados emergentes y gastos de reestructuraciones.

Las acciones de Philips caen un 5,75% en la Bolsa de Amsterdam en el momento de redacción de este artículo.

Es la reacción de los inversores ante los resultados financieros que acaba de presentar la compañía. Los beneficios netos de Philips han caído un 67% en términos interanuales; la firma ha pasado de ganar 412 millones de euros en el 4Q de 2013 a apenas 134 millones de euros en el mismo trimestre de 2014.

El CEO de la compañía, Frans van Houten, ha definido 2014 como un año “desafiante para Philips”.

En efecto, el grupo europeo se ha visto afectado por diversos factores enumerados por el propio consejero delegado. Por un lado, por el mal funcionamiento de sus ventas en China y Rusia; por otro, por el cierre temporal de una fábrica en Cleveland (EEUU), que le ha supuesto un gasto total de 225 millones de euros.

En cuanto al próximo ejercicio, Philips adelanta que se enfrenta a más costes. La firma separará su negocio de iluminación, una reestructuración que generará unos costes de entre 300 y 400 millones de euros.

Las ventas en el negocio de la Salud en los últimos tres meses del año han caído un 3%. La caída, debido a “cuestiones operacionales y estancamiento de mercados”, no frena el deseo de Philips de afianzarse en el segmento.

La compañía cerró en diciembre la compra del grupo estadounidense Volcano por 800 millones de euros.

Philips ha ingresado 21.400 millones de euros en la totalidad de 2014, un 1% menos que en 2013. Los beneficios netos han sido de 411 millones de euros, una caída significativa desde los 1.200 millones de euros de 2013.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor