Los fabricantes retrasan la adopción de “Calpella”

Empresas
0 0 1 comentario

La nueva plataforma para portátiles de Intel, destinada a sustituir a la actual Centrino 2 (Montevina), verá como los fabricantes retrasan su implantación ante la gran cantidad de inventario de microprocesadores existente.

Según las fuentes en Taiwán las ventas de Centrino 2, gama actualizada este verano, se ha visto afectada por el estallido de la crisis financiera y la introducción masiva de netbooks con Atom.

La tasa de penetración de Montevina no ha llegado al 80% como esperaba Intel, “por no adoptar una rebaja sustancial de precio”, dicen los fabricantes, que aconsejan al gigante ajustar su plan de trabajo retrasando la nueva plataforma.

Calpella debería llegar al mercado en julio con el chipset GM55 (Ibexpeak-M) al que seguirían variantes como el GM57 y PM55. El lanzamiento sería acompañado con los procesadores Clarkfield, los primeros Nehalem (Core i7) para portátiles.

Antes de esto llegarían los chipsets con gráficos integrados GM40, GM43, GM45 y GM47 con núcleo GPU trabajando a frecuencias de hasta 640 MHz y nuevos procesadores Core 2 Duo.

A la vista de esto, Calpella será retrasada con seguridad. Ni Intel lo necesita para competir con AMD hasta que los Phenom II para portátiles estén disponibles, ni los fabricantes hasta que no gasten el inventario que tiene. El consumidor tampoco está para mucho portátil de cuádruple núcleo de 3.000 dólares, por lo que a la exitosa Centrino 2 le queda cuerda para rato.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor