Los números de Xeon E5-2600/1600 v3, lo nuevo de Intel para datacenters

CloudServidores
0 0 No hay comentarios

Entre otros detalles, esta generación Xeon potencia el cifrado en un 100%, admite un 70% más de máquinas virtuales y cuenta con un 50% más de núcleos.

Los centros de datos definidos por software están en el punto de mira de empresas y fabricantes.

intelOs lo contábamos ayer con motivo del lanzamiento de la solución de seguridad Trend Micro Deep Security 9.5 y sus capacidades de protección a medida para VMware NSX. Y hoy insistimos en la misma idea tras conocer el lanzamiento de Xeon E5-2600/1600 v3, lo nuevo de Intel en materia de chips para datacenters que ha sido construido con un proceso tecnológico de 22 nanómetros y en veintiséis versiones distintas.

Sus propios creadores destacan que esta familia de procesadores llega para cumplir con “las necesidades de los centros de datos, en una rápida y constante evolución”.

Y, concretamente, para asumir la demanda actual “en servidores, estaciones de trabajo, infraestructuras de red y almacenamiento destinados a cargas de trabajo muy diversas, como análisis de datos, computación de alto rendimiento, telecomunicaciones y servicios basados en la nube; así como para infraestructuras de procesamiento para el Internet de las Cosas” hasta conseguir tecnología automatizada, eficiente y potente.

¿Cuáles son sus números? Desde Intel hablan de un rendimiento 1,9 veces superior gracias al soporte de Intel AVX2 para 256-bit por cada ciclo. En el caso de las cargas de trabajo, al funcionar con memorias DDR4, el rendimiento aumentaría 1,4 veces. También merece la pena señalar que este producto potencia el cifrado de datos en un 100%, admite un 70% más de máquinas virtuales y cuenta con un 50% más de núcleos y memoria caché.

Las cifras oficiales marcan 18 núcleos por zócalo y 45 MB de memoria, lo que es realmente un avance.

Una de las características más destacadas de Xeon E5-2600/1600 v3, más allá de este cóctel numérico, es el hecho de que se trata de un chip que viene con sensores de telemetría. En la práctica esto significa que entregará datos detallados sobre cómo se está utilizando el sistema para poder tomar decisiones y, a partir de ahí, provocar menos gasto.

El modelo más barato de los nuevos Xeon está valorado en 213 dólares, mientras que el más caro ascenderá hasta los 2.702 dólares. Esto es, si se compran 1.000 unidades de golpe.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor