El hardware le da una alegría a Microsoft

CloudEmpresasMercados FinancierosProveedor de ServiciosProyectosSistemas OperativosWorkspace

Microsoft ya no es la vendedora de paquetes software que muchos tienen en mente. Como muestran los datos financieros de su último trimestre fiscal, se ha convertido en una compañía de servicios y hardware.

Las buenas ventas de sus nuevos dispositivos hardware y los servicios que ofrecen a empresas han ayudado a Microsoft a cerrar su último trimestre con un 14% de incremento en la facturación, llegando hasta los 24.520 millones de dólares, frente a los 21.460 millones de 2012.

Junto a los ingresos, otro buen dato al que aferrarse en el segundo trimestre de su ejercicio fiscal 2014 es el de los beneficios: desde el 1 de octubre hasta el 31 de diciembre han superado los 6.500 millones de dólares, un 3% más que el año anterior, en el que acumuló 6.380 millones.

En cuanto a los nombres propios, destacan dos productos hardware. Por un lado, ha sido un muy buen trimestre para Surface, que dobló las unidades vendidas y acumuló 893 millones de dólares de facturación frente a los 400 millones del trimestre anterior. Por otro lado, el negocio de videoconsolas también ha alzado los ingresos. Han vendido 7,4 millones de unidades de Xbox, 3,9 millones de ellas de la nueva Xbox One, lista en noviembre para llegar bien posicionada a la campaña de Navidad.

Pese al éxito de estos dispositivos, hay que recordar que todavía el principal negocio de Microsoft siguen siendo los servicios como SQL, Lync, Exchange, Sharepoint, que recaudaron 12.670 millones de dólares, un 10% más que en el mismo trimestre de 2012.

Finalmente, la cara negativa la pone Windows, con un descenso del 3% en las ventas de sistemas operativos, algo motivado evidentemente por la caída en la propia distribución de ordenadores frente al año anterior, que justo en ese periodo vivió el estrenó de Windows 8.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor