Microsoft redefine el concepto de “original”

Empresas

La campaña de Microsoft, “Software Original”, es analizada por los lingüistas en este artículo de opinión firmado por Bill Poser.

Microsoft ha iniciado una nueva campaña publicitaria para reducir la “piratería” de su software, es decir, la distribución de su software sin licencia. En ella, el uso de la palabra “original” me parece de lo más particular: “En mayo, 38.000 clientes compraron software Windows original, después de saber que lo que les habían vendido era software no original. Los clientes reconocen que el valor de lo original es mayor que nunca”.

Una copia sin licencia de Windows es también original. Tiene la misma funcionalidad que una copia con licencia y ha sido fabricada por la misma compañía. Por el contrario, si compras un reloj “Rorex”, no es original porque no fue hecho por la empresa Rolex y no tiene la misma estética, funcionalidad y valor de reventa que un Rolex real. El problema con el software no es que hayas obtenido algo que no es real, sino que la transacción no es legal.

Sospecho que Microsoft está tratando de redefinir lo “original” porque intenta ganarse el favor del público por su oposición a la piratería, o mejor, a la distribución sin licencia. Estén o no en lo cierto, mucha gente cree que los productos de Microsoft son injustamente caros, o no aprueban sus condiciones de licencia o prácticas de negocio. O puede que sólo sean tacaños y deshonestos. Sean cuales sean las razones, muy poca gente siente simpatía por una campaña basada en los derechos morales y legales de Microsoft. Imagino que lo que Microsoft intenta con la utilización de la palabra “original” es persuadir a los usuarios de que sólo persigue el bien de los que le son fieles, y no solamente su propio interés.

Artículo aparecido en The Language Log.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor