Microsoft se refuerza en comunicaciones unificadas

Cloud

Gracias a las nuevas funciones de OCS, pretende reducir la brecha con las compañías de telecomunicaciones más convencionales.

Microsoft dio a conocer hace un par de semanas la segunda versión de Open Communications Server (OCS) 2007, su suite de soluciones para facilitar la adopción de comunicaciones unificadas (UC, Unified Communications).
Con esta renovación de producto -disponible el próximo año- pretende lograr un triple objetivo: despejar toda duda acerca de su experiencia en telefonía, ampliar las funciones de colaboración de OCS y atraer un mayor número de desarrolladores a la plataforma.
Esto responde al creciente interés por el segmento de comunicaciones unificadas, esto es: la combinación de funciones de PC y teléfono sobre la base del protocolo Internet.
Según los datos de Forrester, el 84 por ciento de las grandes empresas están actualmente evaluando la adopción de comunicaciones unificadas, mientras un 27 por ciento ya han comenzado a desplegar la tecnología.
Nuevas funciones
Las nuevas funciones de OCS permiten gestionar llamadas externas sin necesidad de desplegar costosos gateways, además de facilitar a los operadores telefónicos un mayor control.
OCS 2007 R2 -que renueva la primera versión lanzada hace un año- también extiende el alcance de sus módulos de colaboración con nuevo soporte móvil, funciones de chat en grupo y una mejor audio conferencia.
Sin olvidar la disponibilidad de nuevas APIs (Interfaces de Programación de Aplicaciones) para desarrolladores y funciones de Visual Studio al integrar OCS con otras aplicaciones.
Hasta la fecha, la compañía de Bill Gates ha gozado de cierto éxito con OCS. Así, más de la mitad de las compañías de la lista Fortune 500 han adquirido licencias de la plataforma.
Una de ellas, Royal Dutch Shell, pretende implementar el cliente Office Communicator en la mayoría de los PCs de sus 150.000 empleados, con el objetivo final de reemplazar progresivamente sus teléfonos tradicionales.


Aunque Microsoft trata así de igualar la oferta de las compañías de telecomunicaciones tradicionales, lo cierto es que pasa a competir con jugadores con una importante presencia y trayectoria.
Mercado convulso
En este sentido, mientras Microsoft ha ido entrando en el terreno de la comunicación, Cisco ha apostado por acercarse a clásicos feudos de Microsoft con la reciente compra del proveedor de soluciones para e-mail PostPath y la plataforma de chat corporativa en el caso de Jabber.
De hecho, Cisco presume de contar con una suite de comunicaciones unificadas de principio a fin, contemplando desde la propia gestión de la red hasta su router de comunicaciones UC Manager y aplicaciones como MeetingPlace para dispositivos cliente.
No obstante, la firma de networking ha optado por centrarse más en las aplicaciones y en las centralitas IP que en los dispositivos cliente, donde existen dos líderes bien definidos: Microsoft e IBM.
De esta forma, la aproximación de IBM hacia las comunicaciones unificadas consiste en proveer de aplicaciones y middleware, sin entrar en el terreno de Nortel o Cisco.
Su solución Sametime para cliente ofrece funciones de mensajería instantánea, conferencia web, video conferencia e incluso capacidades de voz. La base instalada de Sametime asciende a cerca de 20 millones de usuarios, la mayoría utilizando las funciones de chat.


Además, el Gigante Azul está terminando el diseño de su primer softphone, así como del software de infraestructura necesario para integrar Sametime con distintos sistemas IP PBX, oferta que llegará a finales de año.
Competencia a la fuerza
Pero quizá la mayor competencia con la que se enfrenta Microsoft corresponde precisamente a uno de sus partners de negocio más relevantes: Nortel Networks.
Aunque Nortel dispone de su propia gama de productos UC, basa su mayor apuesta en la alianza con Microsoft, colaboración que tampoco ha generado muchos lanzamientos hasta la fecha.
Aún así, Nortel estima que ambas firmas suman más de 1.000 clientes que utilizan sus productos de manera conjunta, sobre todo combinando la centralita IP de Nortel con Microsoft OCS.
El próximo paso en esta relación probablemente consistirá en incluir las nuevas funciones de OCS e incidir en mayor seguridad y colaboración en el ámbito contact center; para impulsar posteriormente la integración de funciones UC con las propias aplicaciones de negocio.
Se trata así de acercarse a la aproximación de otros grandes jugadores del mercado de las comunicaciones unificadas: Avaya y Siemens, quienes también acaban de presentar nuevos clientes UC para comunicaciones móviles.
Pero a pesar de su avance y proyección -se espera que el mercado mundial de productos y servicios de comunicaciones unificadas alcance los 48.700 millones de dólares para 2012- aún es necesario lidiar con ciertos escollos.
Así, aunque los proveedores se basan en estándares como SIP y SMPL, a la interoperabilidad entre productos todavía le queda mucho camino por recorrer.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor