Muñeca robot sirve sake, te cuesta un riñón y el hígado

ComponentesWorkspace

Esta muñeca robot de Karakuri utiliza la más avanzada tecnología en chips, un sistema de inteligencia artificial de vanguardia y la más sofisticada electromecánica para ayudar a realizar una de las tareas claves para el bienestar de la sociedad y el avance de la Humanidad: beber. O no utiliza nada de eso, pero da igual porque si es algo de beber sirve para mejorar el planeta, en Gizmodo saldrá siempre, aunque no sea viernes. La sirvienta de sake está fabricada en madera, mide 41 centímetros de alto y porta una bandeja en la que lleva el sacrosanto licor de arroz para tus invitados, deteniéndose delante de ellos y esperando a que lo terminen para retirarse en silencio. Se hacen por encargo y cuestan 7.000 euros y más de una borrachera, como las que se cogen los samurais del «Continued…»

Página del producto [Karakuriya vía Übergizmo]

Yojimbo, imprescindible

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor