Neelie Kroes, una “luchadora elegante” con una poderosa cartera

Empresas

Buena parte de la competitividad futura de Europa se decide con la aprobación de las propuestas de la Agenda Digital.

Pilar del Castillo, eurodiputada y ex ministra, se ha referido a ella como “una luchadora elegante”, con determinación, tesón, liderazgo y serenidad. Es ciertamente una definición acertada de Neelie Kroes, que visita estos días España.

La comisaria para la Agenda Digital ha explicado las reacciones de su entorno cuando Barroso le ofreció la cartera digital, después de haber liderado la unidad de Competencia. “La gente me veía en el supermercado y me preguntaba para qué me habían dado esa cartera”, ha señalado en el desayuno informativo organizado por Nueva Economía Forum, celebrado hoy en Madrid.

La ambición de Kroes va más allá de la generación de un mercado de Telecomunicaciones único –su propuesta más espinosa-. Lamenta la pérdida de influencia del Viejo Continente en el panorama internacional. Sabe que en la carrera del liderazgo mundial la economía digital juega un papel fundamental.

Y sí. Finalmente la cartera de Kroes resulta ser capital para el liderazgo europeo.

Su preocupación es el desempleo juvenil “excesivamente elevado” en el caso de España. Cree que es en ese colectivo donde hay que focalizar los esfuerzos. Sin cultivar el talento y sin invertir en formación es imposible ofrecer perspectivas de futuro. Este asunto “no es negociable” para la comisaria.

Otra gran preocupación, también ligada a la competitividad de Europa, es la necesidad de crear un continente conectado. Reclama un mayor despliegue de infraestructura e impulso de las inversiones. Es la fórmula para salir de una peligrosa espiral que preocupa a Bruselas.

Esa tendencia de compras de empresas europeas por parte de gigantes americanos como las de Slim sobre KPN o Microsoft sobre Nokia. Kroes ha solicitado oportunidades para las empresas europeas que ahogadas por la deuda están “a precio de saldo”.

“Necesitamos infraestructura conectada al siglo XXI que permita hacer la revolución digital”, ha dicho. Esta conexión al siglo XXI obliga a hablar de ecommerce, de pagos online, de cloud computing y de transacciones digitales seguras.

“Tenemos que ir más lejos y más rápido”, ha alentado la comisaria. Buena parte de la competitividad europea del futuro descansa sobre las medidas que impulsa desde Bruselas la cartera Digital. Por si quedaban dudas de para qué servía.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor