Nuevos detalles sobre la lente del iPhone 6S: sensor más grande, más componentes, más luz

ComponentesWorkspace

Los años impares son los que Apple aprovecha para introducir alguna mejora de hardware en sus iPhone pero sin tocar el diseño externo. Una de las prestaciones que más competencia suelen despertar en la telefonía móvil tiene que ver con la capacidad de la cámara fotográfica. En esta ocasión la mejora en este apartado de los nuevos iPhone 6S y 6S Plus vendría de la mano de un sensor de mayor tamaño que además se vería acompañado de una mayor sensibilidad a la luz, lo que mejoraría las fotografías en ambientes deficientemente iluminados.

Si ya el iPhone 6 ha ofrecido una calidad de captura de imágenes sobresaliente, en Cupertino tienen preparada una importante mejora que se estrenaría con los nuevos iPhone 6S y 6S Plus. Y el secreto estaría en una lente de cinco elementos con un mayor sensor óptico y una resolución de 12 megapíxeles.

Esos “elementos” serían las capas de material plástico que conforman la propia lente de la cámara, cada una de las cuales actúa independientemente pero cuyo trabajo en conjunto permite obtener una captura más detallada y compleja. Dado el escueto grosor de los teléfonos móviles, las lentes de sus cámaras se construyen mediante la adición de estas delgadas capas de plástico, además de que en casos como el propio iPhone se incluya una capa exterior de cristal de zafiro para proteger la lente de posibles arañazos. Este proceso además resulta más barato que si la lente fuese de cristal, de hecho se calcula que la lente de un móvil realizada por este procedimiento cuesta en torno a $1.

Cuantas más capas más luz se “atrapa” y por tanto mayor información llega al sensor y más nitidez tendremos en la fotografía, de hecho los móviles de gama alta de otras marcas ya comienzan a montar ópticas de seis elementos, pero en Apple contrarrestarían este hándicap empleando un sensor de mayor tamaño, que además incluiría sensores específicos de luz blanca adicionales a los de los tres colores primarios. La finalidad sería aportar mayor luminosidad permitiendo que un ambiente deficientemente iluminado no fuese obstáculo para obtener fotografías nítidas y claras.

La información proviene de un empleado de la propia cadena de montaje que además confirma que la producción en masa de estos componentes ya habría comenzado para poder cumplir con los plazos de entrega de unos terminales que supuestamente se presentarán al público el 9 de septiembre y comenzarán a venderse poco después.

Por último, esta misma fuente habría confirmado que Apple ya a cursado un pedido preliminar de una óptica de seis elementos que supuestamente se incluiría en el próximo smartphone de Apple, el iPhone 7, para cuya presentación aún faltaría más de un año.

vINQulo

Business Insider

 

 

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor