El sueño de un internet global gratuito

Empresas

Outernet propone una red de internet global gratuita desde la que se podrá acceder a contenido público a través de WIFi. Planea estar operativa en junio de 2015.

¿Es posible ‘democratizar’ el acceso a internet y que todo el mundo pueda utilizar gratuitamente la red desde cualquier punto de planeta? Los impulsores de Outernet creen que sí.

La idea de un internet global hace tiempo que viene sonando. Hace poco conocíamos los planes de Mark Zuckerbeg para lograr que internet sea un servicio de acceso universal, aunque esta iniciativa todavía es un desiderátum sin fecha determinada. Outernet ya ha fijado un objetivo temporal en el horizonte: junio de 2015.

Este proyecto quiere ser la ‘onda corta’ de nuestro tiempo. Es decir, pretende suplantar a aquella señal de radio utilizada para traspasar fronteras y llegar a los puntos más recónditos del planeta. De hecho, la onda corta sigue teniendo gran audiencia en África, Asia o Iberoamérica.

Outernet espera ser la herramienta que sustituya –o complemente- a dichas emisiones, por lo que va a difundir contenidos de utilidad pública, como información y noticias, contenido educativo –como los proporcionados por Maestros Sin Fronteras-, aplicaciones abiertas –Wikipedia, Open Street Map, Ubuntu- o contenidos con licencia Creative Commons. Y también va a proporcionar un sistema de aviso de emergencia para las situaciones en las que fallen las redes de telefonía.

La red que propone Zuckerberg trata de dar acceso gratuito a mensajería, redes sociales e información meteorológica. Una diferencia sustancial es que Outernet será un flujo de datos unidireccional, al menos en principio. No se podrá interactuar a través de esta red con quienes suministran contenidos o con otros usuarios, aunque se espera dotar de bidireccionalidad en el futuro. Ese sería un paso esencial hacia una propuesta más próxima a la idea de un internet global gratuito.

En sus comienzos, Outernet difundirá los contenidos a través de satélites comerciales convencionales. Después irá desplegando una red de ‘CubeSats’, nanosatélites de 10 centímetros cúbicos de bajo coste que serán puestos en órbita por todo el globo con la colaboración de la NASA. La señal de este internet global se captará gratuitamente mediante receptores de satélite y hotspots satelitales que conectarán con cualquier aparato con WiFi. Se financiará con inversión privada, previsiblemente a través de contenidos patrocinados.

La propuesta que apoya el creador de Facebook se basa en drones y satélites, empleando la tecnología FSO (Free-Space Optical Communication), rayos láser infrarrojos capaces de transportar datos. Esta iniciativa cuenta con la colaboración de Nokia, Samsung y Qualcomm.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor