Sarkozy renuncia a leer los mails de sus ciudadanos

Empresas

Hadopi 2 está siendo podada en la Asamblea de cara a la votación del próximo 21 de julio.

La Administración Sarkozy ha renunciado a uno de los puntos más polémicos de la nueva versión de la ley Création et Internet, conocida como Hadopi 2, la vigilancia de los correos electrónicos de los ciudadanos.
La norma, aunque no lo sostuviese de forma explícita, abría la puerta a la lectura de los correos electrónicos de los ciudadanos para comprobar si estaban siendo utilizados de forma ilícita.
El Gobierno se enfrentaba a una enorme presión, tanto desde la oposición como desde las propias filas. En este último caso se temía que la norma volviese a caer en el Constitucional, como ya ha sucedido con la primera ley Hadopi. El Partido Socialista ha asegurado, de todos modos, que llevará la norma una nueva vez a este tribunal, como apuntan fuentes parlamentarias a la agencia AFP.
La nueva norma incluye la obligación de contar con una orden judicial para cortar el acceso a Internet a los infractores (algo que no sucedía en la primera y que fue lo que provocó su caída) y excluye el correo electrónico de los ámbitos en los que los agentes del comisionado Hadopi podrán investigar.
Curiosamente, la modificación de este último punto ha sido impulsada por el propio ponente de la norma, el diputado de UMP (partido del Gobierno), Franck Riester. Como recoge también AFP, la enmienda reconoce que tanto los correos electrónicos como los adjuntos forman parte de la correspondencia privada de los ciudadanos.
La norma está siendo modificada en la Asamblea Nacional, en la Comisión de Cultura, para ajustar su contenido y que pueda pasar la votación del próximo martes 21.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor