El sucesor de Schmidt será…

Empresas

El nuevo miembro de la ejecutiva sustituirá al CEO de Google, que había renunciado a su sueldo.

Muerto el perro acabó la rabia…. Pero si el perro era el guardián de la casa, se impone hacerse con un nuevo cánido. La salida de mútuo acuerdo, como han dejado claro los implicados, de Eric Schmidt, CEO de Google, de la ejecutiva de Apple acaba con la tirantez que habían creado los intereses comunes de las dos compañías, pero deja en vacío el puesto de directivo que hasta ahora ocupaba el ejecutivo saliente.
Difícil será encontrar a un directivo tan complaciente como Schmidt, sobre quien las últimas noticias apuntan que trabajaba para Apple por amor al arte. El CEO de Google no quiso ganar nada como directivo de Cupertino, renunciando a su sueldo, según publica BusinessWeek. El ejecutivo prefirió ser pagado en especias, como algunos de los directivos de Apple, y se llevó, al menos en 2008, 8.712 dólares en productos Apple.
Por ese precio quizás no acepten algunos de los nombres que la misma publicación económica baraja para sustituir a Jobs. Entre los potenciales candidatos se encuentran nombres tan dispares como Mark Zuckerberg, el CEO de Facebook y en quien el analista de Business Week ve la voz de las nuevas generaciones, o como el del antiguo CEO de IBM, Lou Gerstner, que tiene el poso de gran enseña que necesita, según la revista económica, la compañía.
Entre los potenciales candidatos, también se encuentran ex dirigentes de Procter&Gamble o General Electric, el fundador de Netscape, Marc Andreessen, o como la CEO de Avon, Andrea Jung.
Procedencias diversas para el sustituto de Schmidt que podría ser también… Tim Cook, el eterno candidato a todo.
Por lo de pronto, ¿quién no querrá ser consejero de la empresa? Como publica CNNMoney, Apple es caballo ganador. Las últimas cifras demuestran su potencia de la compañía, que valora en una cantidad importante de aquí al futuro. Por eso será que a pesar de los pesares en la cúpula de Apple siguen Art Levinson, que también está en Google, o el confidente, según la publicación americana, de Steve Jobs, Bill Campbell, que es el entrenador ejecutivo de Schmidt.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor