Un paseo por las nubes a través de un iPhone 4

Fabricantes de SoftwareProyectos

Un padre y su hijo lanzan un iPhone, metido en una caja de comida para llevar y atado a un globo meteorológico para grabar imágenes impactantes con su cámara HD.

El experimento de Luke Geissbuhler y su hijo está dando la vuelta al mundo a través de la red, y es que las imágenes que han conseguido grabar con un iPhone 4 atado a un globo sonda son para quedarse con la boca abierta.

El artilugio fue lanzado desde Newburgh, en New York, y se elevó a 25 pies (7,62 metros) por segundo hasta estar 19 millas (más de 30 kilómetros)  por encima de la superficie terrestre una hora después.

El iPhone en cuestión consiguió sobrevivir a temperaturas extremas y fuertes rachas de viento como se puede apreciar en el vídeo y aterrizar usando el paracaídas (para que luego digan que el iPhone 4 no es resistente).

Pero además, después de este periplo, el iPhone consiguió aterrizar a sólo 50 kilómetros de donde fue lanzado (¿mucha casualidad? no seremos nosotros quienes dudemos de la veracidad de los hechos), y sus dueños tuvieron que echar mano del GPS y del servicio Find My Phone para encontrar el sitio exacto donde cayó.

La mejor noticia es que el teléfono estaba sano y salvo y que las imágenes que recogió durante su viaje por las nubes se pueden ver en la página Brooklyn Space Program.

Desde luego, si es un experimento casero como dicen, nos quitamos el sombrero y si es marketing, nos lo quitamos también porque nos la han colado a todos.


vINQulos

Mashable

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor