VMware entra a competir en la Virtualización de Aplicaciones con ThinApp 4

Software

ThinApp 4 es la primera versión desarrollada por VMware tras la adquisición en enero de 2008 de Thinstall y es capaz de facilitar las tareas de los administradores sin más que reducir los conflictos de software en Windows aplicando la virtualización de aplicaciones.

La propuesta ThinApp 4 de VMware en el campo de la virtualización de aplicaciones reduce los conflictos entre aplicaciones y acelera el despliegue de las mismas al mismo tiempo que exhibe mejores rendimientos que la virtualización completa de sistemas. De todos modos, esta primera iniciativa de VMware para virtualización de aplicaciones tiene que vérselas con algunas situaciones complicadas.

Mientras que la virtualización de sistemas pasa por gestionar la totalidad del escritorio, desde el hardware hasta el sistema operativo y aplicaciones, soluciones como ThinApp eliminan los conflictos entre programas en el entorno Windows sin más que aislando los archivos implicados en la ejecución de las aplicaciones así como los ajustes del registro. Y todo ello sin abandonar los clientes de Windows estándar. De este modo, se consigue que la virtualización de aplicaciones sea más fácil de gestionar en los equipos individuales que de un modo centralizado como sucede en la virtualización completa de sistemas que suele concentrarse en servidores. Además, la penalización del rendimiento es menor que en el caso de una virtualización completa gestionada localmente.

VMware ThinApp y otros productos de la competencia como la versión beta de Microsoft Application Virtualization 4.5 o Altiris SVS (Software Virtualization Solution) se diferencian significativamente de las herramientas de paquetización de aplicaciones convencionales en su capacidad para llevar la ejecución de una aplicación a un entorno protegido de tipo “sandbox” en el propio equipo, de modo que se ejecute sin interferir con otros programas instalados.

En general, ThinApp desempeña su papel como virtualizador de aplicaciones de un modo efectivo merced a su eficiente mecanismo de paquetizado y sistema de distribución que pone a disposición de los usuarios finales estas aplicaciones virtuales desde ubicaciones de red compartidas o a partir de unidades de almacenamiento USB. Una vez que se puso en funcionamiento el sistema, VMware ThinApp hizo un buen trabajo distribuyendo las aplicaciones sin que fuesen necesarias pruebas exhaustivas en busca de posibles conflictos con otros programas o incluso con versiones anteriores del mismo software.

Sin embargo, en los Laboratorios de eWEEK conseguir una configuración adecuada del entorno completo de virtualización fue más complicado de lo que sería de esperar. Encontramos que las características de actualización de aplicaciones de AppSync estaban limitadas por una interfaz deficiente y una documentación escasa hasta el punto de que muchos de los problemas encontrados durante las pruebas de ThinApp se podrían resolver con un par de páginas de documentación detallada. Si asumimos que estas carencias sean resueltas, lo cierto es que los administradores de sistemas deberían incluir a VMware ThinApp en su lista de candidatos para el despliegue de una política de virtualización de aplicaciones en su organización.

VMware ThinApp fue lanzado el 10 de junio de 2008, con un precio a partir de 4.500 euros para el servidor e incluye una licencia de VMware Workstation, muy práctico para configurar los clientes iniciales y limpios sobre los que se prepararán los paquetes de aplicaciones, y 50 licencias para los clientes de ThinApp. Las licencias adicionales cuestan unos 27 euros.

Autor:
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor