WMF Stainless Egg Odor-Eater: huevos de acero que come olores [veredicto: manda ídem]

ComponentesWorkspace

La realidad vuelve a superar al recurso literario y ahora, por sólo 10 euros, cada vez que te digan «tienes los huevos de acero» será una realidad y no una hipérbole. Y encima, no olerás a ajo, a cebolla o cualquier otro olor fuerte gracias a este WMF Stainless Egg Odor-Eater, un huevo de acero

La realidad vuelve a superar al recurso literario y ahora, por sólo 10 euros, cada vez que te digan «tienes los huevos de acero» será una realidad y no una hipérbole. Y encima, no olerás a ajo, a cebolla o cualquier otro olor fuerte gracias a este WMF Stainless Egg Odor-Eater, un huevo de acero que, al cogerlo, se supone que elimina cualquier esencia de tus manos. La pregunta es «¿para qué quiero yo hacer que mis manos no huelan a bacalao al pil-pil?», aunque la que tendréis todos en mente podría ser a) ¿vibra?, b) ¿tiene USB?, c) ¿será el huevo de Anssi Vanjoki? o d) ¿será la gallina que pone estos huevos alérgica a la kriptonita?

WMF Stainless Egg Odor-Eater [Table Tools, vía Kitchen Contraptions]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor