A fondo: El plan de HPE para convertirse en una empresa ‘as a service’

AlmacenamientoCloudDatos y AlmacenamientoEmpresasRedes

La compañía anuncia en el evento HPE Discover, donde ha desgranado diversas novedades, que ofrecerá toda su cartera de soluciones en modo servicio a partir de 2022.

Inmerso en su evento HPE Discover 2019, el gigante tecnológico Hewlett Packard Enterprise ha anunciado su intención de convertirse en una empresa as a service. Esto es, de soluciones en modo servicio. Según ha adelantado, en un plazo de tres años acabará ofreciendo toda su cartera de soluciones a través de ofertas de suscripción, con la premisa del pago por uso por bandera, lo que significa que a partir de 2022 permitirá elegir entre consumir productos como servicio o de manera tradicional.

En este sentido, ha prometido reforzar su apuesta por HPE GreenLake con ofertas específicas para el mercado de empresas de tamaño medio y para el edge. Actualmente, GreenLake es el negocio que más crece de HPE, con más de 2 800 millones de dólares en contratos, de 600 clientes y de 400 socios de canal que giran en torno a los servicios gestionados y las soluciones hechas a medida.

“Estamos en un punto de inflexión en el mercado. Todo el mundo reconoce que los clientes quieren que la tecnología se entregue como un servicio, pero también que la quieren bajo sus condiciones”, comenta Antonio Neri, CEO y presidente de HPE.

“El enfoque único de HPE hacia el servicio, que ofrece a los clientes opciones, flexibilidad y control, está impulsando el enorme éxito de HPE GreenLake. Continuaremos invirtiendo fuertemente en esta oportunidad”, subraya Neri, “para capitalizar nuestro liderazgo en el mercado, aprovechar nuestro ecosistema de partners en todo el mundo, y entregar nuestra cartera completa, desde el extremo hasta la nube, bajo el portfolio de HPE GreenLake. Como resultado, redibujaremos HPE y transformaremos el mercado, con una nueva y mejor manera de ofrecer servicios”.

Alianzas con Microsoft, Google, Equinix y más

Para el mid-market se han anunciado asociaciones con los proveedores de centros de datos e interconexión Equinix y CyrusOne. HPE ofrecerá cargas de trabajo preconfiguradas para computación, bases de datos, la nube privada, el almacenamiento y la virtualización. HPE GreenLake incorpora una herramienta de cotización automatizada y un chatbot basado en inteligencia artificial para responder a consultas. En cuanto a las redes, se extiende la cartera de HPE GreenLake al extremo con una oferta NaaS (Network as a Service) de Aruba, incluyendo wifi empresarial, conmutación, seguridad, análisis de usuario final y validación de experiencia, entre otras cosas.

Como parte de la colaboración entre HPE y Equinix, los clientes que usan centros de datos de Equinix podrán realizar transacciones en Equinix Marketplace para un Data-as-a-Service basado en HPE Cloud Volumes.

Y, entre el paquete de actualizaciones que afectan a Aruba para impulsar la adopción del Intelligent Edge, hay mejoras en la plataforma Aruba Central basada en la nube para la unificación de gestión de red, analítica con inteligencia artificial, garantías de servicios de usuario y seguridad en redes cableadas, inalámbricas y WAN en el extremo. Esto pasa por capacidades avanzadas que se sirven de NetInsight y User Experience Insight para resolver problemas antes de que afecten a la organización, unos SD-Branch y SD-WAN optimizados en gestión y orquestación de sucursales, ClearPass Device Insight para visibilidad IoT y seguridad con un único panel de control y el perfeccionamiento del flujo de trabajo de la gestión de redes.

HPE ha presentado más soluciones llave en mano edge-to-cloud, entregadas con ayuda de ABB, Microsoft, Rittal y PTC, para control en entornos industriales e inteligencia en tiempo real, que se materializan con la integración de tecnología ABB Ability Smart Sensor con puntos de acceso de Aruba, el dispositivo edge Secure Edge Data Center for Microsoft Azure Stack, HPE Edgeline IoT Quick Connect para la convergencia TI-TO y Fast Start Condition Monitoring para supervisiones de estado.

Eso sin olvidar la colaboración y transferencia de conocimiento entre socios de canal con el Channel to Edge Institute y los programas de investigación para una comercialización rápida de tecnologías.

Otra alianza tejida por HPE tiene que ver con Google y, más concretamente, con Google Cloud y la nube híbrida. HPE dice que entregará infraestructura como servicio on-premise y que será posible poner aplicaciones como servicio en marcha en un entorno de Google Kubernetes Engine aprovechando un diseño basado en contenedores. En su oferta combinada conjugarán el Anthos de Google Cloud con HPE ProLiant y HPE Nimble Storage on-premises. En los planes de HPE está también ofrecer HPE GreenLake para Anthos. Además, a partir del tercer trimestre, HPE Cloud Volumes tendrá servicio de almacenamiento para Google Cloud Platform y otras nubes.

La nube híbrida será un objetivo clave de HPE, algo que se observa a mayores en la ampliación de su oferta componible orientada a aplicaciones virtualizadas, en contendores y bare-metal, ahora compatible con la infraestructura hiperconvergente HPE SimpliVity (HCI). Una HPE Composable Cloud mejorada facilitará el despliegue y la escalabilidad de las cargas de trabajo y será posible transformar servidores en formato rack HPE ProLiant DL 380/360/560 Gen10 en infraestructura componible.

Por otro lado, HPE integra las operaciones de HPE InfoSight AI en HPE SimpliVity para mejorar la gestión de máquinas virtuales y liberar a los profesionales de TI e introduce la plataforma de infraestructura desagregada de hiperconvergencia HPE Nimble Storage dHCI, que se sirve del servidor HPE ProLiant.

Almacenamiento de misión crítica

Como compañía especializada en almacenamiento, HPE ha introducido una plataforma que busca redefinir el mercado de misión crítica: HPE Primera, que se apoya en la plataforma HPE InfoSight y sus capacidades de inteligencia artificial. Como ventajas, promete facilidad de instalación (en menos de 20 minutos), de manejo (con aprovisionamiento en segundos), de actualización de software (en 5 minutos) y de posesión (pagando solamente por lo que se usa). Otros puntos a favor serían la prevención de interrupciones con un 100 % de disponibilidad de los datos, el rendimiento multinodo o la analítica en tiempo real.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor